Close
-10%

¿Es aconsejable que los niños pasen más tiempo delante de las pantallas en verano?

By on 07-10-2019

Los consejos en materia digital para el verano de este psicólogo te serán útiles durante todo el año.

El curso ha acabado, y la rutina veraniega, o la falta de esta, ya se ha instalado en nuestras vidas. La mayoría de los niños llegan al final del curso agotados pero eufóricos. Por lo general, pasan más tiempo al aire libre, van a la playa o quedan con sus amigos para disfrutar del buen tiempo. Pero, como sucede siempre en estos casos, llega un momento en el que esa sensación se desvanece.

Es entonces cuando tienden a refugiarse más que nunca en sus teléfonos y dispositivos digitales para escapar de los sentimientos de aislamiento, aburrimiento o soledad, algo que, según indican cada vez más estudios, tiene el mismo efecto adictivo que las drogas. Y, al igual que en el caso de estas, muchos niños no son plenamente conscientes de los riesgos.  La consecuencia es que somos víctimas de una oleada de «analfabetismo digital». Si tus hijos son como la mayoría de los niños de su edad, es probable que sepan manejar la tecnología mejor que tú. Pero lo que quiero decir con esto es que son mucho menos conscientes de los riesgos. Y no me refiero únicamente a las adicciones digitales; estoy hablando de los otros peligros que acechan en Internet: el ciberacoso, el «grooming», las estafas online…

Afortunadamente, existen herramientas de control parental que pueden contribuir enormemente a la tranquilidad de los padres cuando sus hijos navegan en Internet tanto en verano como el resto del año. Y recomiendo constantemente este tipo de herramientas a los padres y a mis pacientes. Sin embargo, una vez que has elegido una, debes decidir qué límites de tiempo vas a establecer y respetarlos. Por supuesto, estos límites dependen de la edad y la personalidad de tus hijos. Pero, según mi experiencia, los padres no deberían permitir que los niños pasen más tiempo delante de la pantalla ni en verano ni en ninguna otra época del año. Aunque en verano podemos sentirnos más predispuestos a ser un tanto permisivos con las reglas, el problema de permitirles pasar más tiempo delante de la pantalla es que se convierte rápidamente en un hábito. Eso significa que es muy difícil volver a establecer los límites anteriores cuando llega el otoño. Por eso atiendo más pacientes en septiembre que en cualquier otra época del año.

Pero, según mi experiencia, los padres no deberían permitir que los niños pasen más tiempo delante de la pantalla ni en verano ni en ninguna otra época del año.

Uno de mis pacientes me dijo: «Siento que, ahora que he terminado el curso y he cumplido mi parte, tengo derecho a hacer lo que quiera sin que mis padres estén controlándome constantemente. Y, hasta cierto punto, tiene razón, pero los niños y los adolescentes necesitan límites, tanto si son conscientes de ello como si no. Y nuestro trabajo como padres consiste en establecer esos límites y asegurarnos de que nuestros hijos los respetan.

A continuación, encontrarás unas cuantas recomendaciones sobre el uso de las pantallas en verano que os permitirán encontrar el equilibrio adecuado y disfrutar de la libertad de las vacaciones sin caer en adicciones digitales ni recurrir a la tecnología para combatir el aburrimiento veraniego:

  • No permitas que tus hijos pasen más tiempo delante de la pantalla en verano. El hecho de que los niños dispongan de más tiempo libre no significa que deban pasarlo delante de la pantalla. Es una espiral que termina creando malos hábitos que cuesta cambiar cuando se acaba el verano.
  • No utilices la tecnología como herramienta de negociación. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero resiste la tentación de utilizar las pantallas como castigo o recompensa. Esta estrategia puede convertirse fácilmente en un chantaje y no es la forma adecuada de educar a tus hijos. Sacar buenas notas, ser buenos en un deporte o ayudar con las tareas domésticas les permite desarrollar su personalidad y no debería condicionar el tiempo que pasan delante de la pantalla. 
  • No te des por vencido. Normalmente, los padres nos rendimos por dos razones: porque creemos que dando a nuestros hijos lo que quieren les estamos ayudando, o porque acabamos cediendo ante su insistencia. Los niños son expertos en el arte de conseguir lo que quieren. Establece reglas y asegúrate de que se cumplen durante todo el año. Es algo absolutamente esencial y la verdadera regla de oro de los padres en lo que al uso de las pantallas se refiere. Ten en cuenta que establecer reglas no significa que nuestros hijos no puedan usar la tecnología. Si la prohibimos, solo conseguiremos que terminen rebelándose.
  • ¡Anímales a realizar actividades al aire libre! Me niego a creer que los niños prefieran estar solos delante de una pantalla en vez de pasar tiempo con sus amigos. Es muy importante que les animemos a hacerlo. Debemos sugerirles actividades, insistir, estar ahí cuando nos necesiten y pasar tiempo con ellos. Lamentablemente, hay niños que ni siquiera tienen la oportunidad de ir a la playa y quedar con sus amigos o relacionarse cara a cara con otros niños. Como explica este artículo del New York Times, pasar tiempo al aire libre y socializar con otras personas ha acabado convirtiéndose en una especie de lujo. Sea cual sea tu nivel de ingresos, haz todo lo posible para evitar que tus hijos se pasen las vacaciones encerrados en casa.

Me entristece mucho ver que cada vez hay más niños que acuden a mi consulta para tratar una adicción digital u otro tipo de problemas relacionados con la tecnología. Este aumento indica que ni los padres ni los niños están totalmente preparados para hacer frente a los desafíos de la era digital. Estamos hablando una cuestión fundamental. Una cosa es pensar que tus hijos no están preparados para tener un teléfono móvil, y otra ser consciente de que, aunque es posible que lo estén, tú como padre no vas a ser capaz de establecer unos límites respecto a su uso. Y, aunque habitualmente recomiendo utilizar una aplicación de control parental, no son la solución definitiva. No podemos limitarnos a configurarlas y desentendernos de ellas.

La terapia resulta muy útil cuando detectamos que hay un problema. Pero, si queremos evitar que los niños acudan a mi consulta en primer lugar, debemos trabajar mucho más como sociedad. Los colegios tienen que hacer más esfuerzos para concienciar a los niños sobre los peligros de Internet, como esta original y exitosa iniciativa de un colegio de Essen, Alemania, en la que unos adolescentes imparten charlas sobre los riesgos de los chats a niños más pequeños. Además, los gobiernos deben endurecer las leyes para proteger a los menores mientras navegan en Internet e instar a los padres a ser más responsables.

La mayoría de estas cuestiones están fuera de tu control, pero tu tarea más importante como padre sigue dependiendo de ti  o, más bien, de tu corazón, y es conseguir que tus hijos se sientan queridos en todo momento. Y eso incluye también una buena dosis de firmeza, lo cual implica establecer límites y respetarlos. El verano es una época de libertad y un terreno fértil para desarrollar nuevos hábitos. Tu trabajo como padre consiste en asegurarte de que esos hábitos sean saludables.

Marc Masip

Marc Masip es psicólogo y escritor e imparte charlas sobre adicciones digitales. También dirige el Instituto Psicológico Desconect@, un programa pionero diseñado para fomentar el uso responsable de las nuevas tecnologías y evitar que puedan llegar a ser perjudiciales para nuestras relaciones personales y generar dependencia o adicciones.

La newsletter de Qustodio Consejos inteligentes para padres está diseñada para ayudarte a mantenerte informado como padre y criar a tus hijos en la era digital con un poco más de confianza. Sin alarmismos. Sin modas. Solo los mejores consejos de verdaderos expertos en la materia.

Suscríbete a nuestra newsletter Consejos inteligentes para padres y recibe recomendaciones de expertos todos los meses.