¿Los videojuegos violentos vuelven más agresivos a los niños?

By on 09-11-2019

No hay ninguna prueba de ello, pero los psicólogos están de acuerdo en que podrían ser perjudiciales en otros sentidos.

Andre Hunter| Unsplash

Los niños han estado jugando a los videojuegos desde que Atari convirtió Pong en un fenómeno de masas en 1972. Podemos afirmar que, conforme la industria ha ido evolucionando, los juegos se han vuelto más violentos, adictivos y lucrativos. Y cuando digo lucrativos, no me refiero a los premios que vemos en la prensa, como los 3 millones de dólares que se embolsó Kyle Giersdorf, el adolescente de dieciséis años que ganó la final del Mundial de Fortnite. Hablamos de una industria que se espera que genere 189,1 mil millones de dólares de beneficio en 2021 y que superó a Hollywood en ingresos hace más de una década.

Sin embargo, la parte que más me interesa y me preocupa como psicóloga —y a los padres que acuden a mi consulta— es el creciente protagonismo que tiene la violencia en los juegos. Cuanto mayor es el nivel de complejidad y realismo de un juego, más violento es. Hoy en día, incluso juegos aparentemente inocentes como Los Sims, un simulador de vida urbano, disponen de mods (modificaciones de los juegos realizadas por los fans) extremadamente violentos. 

Una muestra de las actividades que los niños de EE. UU. y España realizaron en 2019 en la categoría de juegos de Qustodio (puedes consultar la infografía que aparece a continuación) demuestra claramente que todos los juegos a los que juegan habitualmente contienen algún tipo de violencia, ya sea realista o fantástica.

...todos los juegos a los que los niños juegan habitualmente contienen algún tipo de violencia, ya sea realista o fantástica

¿Cómo afecta esta exposición a los niños y a su desarrollo? Aún no hay consenso al respecto. Numerosos estudios, incluyendo los financiados por la Asociación Americana de Psicología, afirman que existe una relación consistente entre la violencia a la que se ven expuestos los niños en los videojuegos y el aumento de sus niveles de agresividad, pero otros no han hallado evidencias al respecto. En principio, parece lógico pensar que los niños que están más expuestos a videojuegos violentos tendrán un comportamiento más agresivo. Pero, teniendo en cuenta que los niños de hoy en día están continuamente expuestos a este tipo de juegos, ¿no deberían haberse vuelto mucho más violentos después de haber estado jugando a ellos durante años? Sin embargo, ese temido aumento de la agresividad nunca ha llegado a materializarse.

Pero, teniendo en cuenta que los niños están continuamente expuestos a este tipo de juegos, ¿no deberían haberse vuelto mucho más violentos después de haber estado jugando a ellos durante años? Sin embargo, no lo son.

Estoy de acuerdo con los resultados de un estudio publicado en la revista Proceeding of the National Academy of Sciences que afirma que la exposición a los videojuegos violentos provoca un ligero aumento del comportamiento agresivo en los niños, y que solo tiene una influencia relevante a la hora de explicar su conducta agresiva en el mundo real en combinación con otros factores familiares negativos, como el maltrato o la presencia de armas en el hogar. Estos datos reflejan a la perfección mi experiencia como psicóloga, y no intentan utilizar los videojuegos como chivo expiatorio para todos los problemas de la sociedad.

No creo que sea necesario prohibir los videojuegos ni que se les pueda achacar la responsabilidad de los trágicos tiroteos que se producen en EE. UU. Sin embargo, el mero hecho de que los videojuegos violentos causen un pequeño incremento en los comportamientos negativos de los niños o aumenten las probabilidades de que estos participen en comportamientos de riesgo con armas reales son razones más que suficientes para, como mínimo, limitar su uso. Además, este tipo de videojuegos, como casi todos los que hay actualmente en el mercado, están diseñados para ser adictivos, un aspecto sobre el que sí que existen cada vez más evidencias científicas: la exposición prolongada a las pantallas es perjudicial para la salud mental, emocional y física de los niños

Así que no, no existen evidencias de que jugar a videojuegos violentos sea perjudicial para tus hijos a largo plazo (aunque mi recomendación es que limites el uso de cualquier tipo de pantalla a una hora como máximo al día). Pero tampoco las hay de que sea beneficioso para ellos. De hecho, algunos de mis pacientes se quejan de la presión que reciben por parte de sus compañeros para que jueguen con ellos, del miedo que sienten a ser excluidos si no lo hacen y la humillación que supone para ellos cometer errores en el juego o no poder disfrutar de las últimas novedades tecnológicas. ¡Los niños disponen de opciones mucho mejores para disfrutar de su tiempo libre, incluido el aburrimiento!

Recuerda que la actitud que adoptamos respecto al consumo de contenidos violentos también es un reflejo de los valores que transmitimos como padres.

Recuerda que la actitud que adoptamos respecto al consumo de contenidos violentos también es un reflejo de los valores que transmitimos como padres. Si quieres que tus hijos aprendan que la violencia no es la forma adecuada de resolver los conflictos, ser selectivo a la hora de consumir juegos o películas es un buen punto de partida.

María Guerrero Moya

María Guerrero tiene un máster en Psicología General Sanitaria, es doctora en Psicología y lleva más de 20 años ayudando a niños, parejas y familias. También es madre de dos hijos.

La newsletter de Qustodio Consejos inteligentes para padres está diseñada para ayudarte a mantenerte informado como padre y criar a tus hijos en la era digital con un poco más de confianza. Sin alarmismos. Sin modas. Solo los mejores consejos de verdaderos expertos en la materia.

Suscríbete a nuestra newsletter Consejos inteligentes para padres y recibe recomendaciones de expertos todos los meses.