¿Dañan las pantallas la vista de los niños?

By on 10-10-2019

Consejos sencillos para prevenir la fatiga visual

¿Recuerdas cuando tu madre o tu abuela te decían que si te sentabas tan cerca de la televisión te volverías bizco, o peor, que si pasabas demasiado tiempo delante de ella te quedarías ciego? Pues resulta que no era del todo cierto, pero no iban desencaminadas. La miopía o vista corta (una afección visual que provoca que los niños tengan problemas para ver los objetos lejanos) prácticamente se ha duplicado durante los últimos 50 años y ya afecta al 42% de la población. Un estudio oftalmológico indica que este aumento está relacionado en parte con la realización de actividades a corta distancia que implican el uso de pantallas, pero también con la lectura tradicional.

Estos datos tienen sentido si tenemos en cuenta todo el tiempo que los niños pasan delante de la pantalla hoy en día. A largo de las dos décadas que llevo ejerciendo como pediatra y como madre, he visto con mis propios ojos cómo el uso diario de los dispositivos digitales aumentaba exponencialmente entre niños de todas las edades, tanto para ver películas o la televisión como para jugar o chatear, e incluso como herramienta educativa en los colegios. Los padres los utilizan cada vez más para hacer sharenting, mantener a los niños en silencio cuando la familia sale a cenar o para calmarlos cuando se enfadan y, en ocasiones, como recompensa por su buen comportamiento. En pocas palabras, las pantallas son un elemento omnipresente en nuestras vidas que nos acompaña a todas partes y al que los niños tienen acceso en casa, en el colegio y durante los desplazamientos.

Hacen falta muchos más estudios sobre el aumento de este problema en el campo de la oftalmología, pero pasar más tiempo en la naturaleza jugando al aire libre puede frenar su avance, sobretodo en el caso de los niños pequeños. Es otra razón para descansar de las pantallas y adoptar un estilo de vida activo. Hoy en día, lo que sí sabemos con seguridad es que usar ordenadores, teléfonos y tabletas puede provocar fatiga visual digital, incluso en el caso de los niños.

¿Qué es la fatiga visual digital?

La fatiga visual digital es una patología provocada por el uso prolongado de la visión de cerca. Es posible que tus hijos se quejen de que sufren visión borrosa, sequedad ocular o una sensación de ardor. Estos síntomas pueden aparecer cuando fijamos la mirada en la pantalla durante demasiado tiempo o la desplazamos por esta de repetidamente, lo que hace que parpadeemos menos y acaba generando sequedad ocular. Además, pasar demasiado tiempo delante de las pantallas puede provocar dolores de cabeza, dolor de cuello y estrés. He llegado a tratar a niños que sufrían náuseas y mareos debido al uso excesivo de este tipo de dispositivos. Estos síntomas pueden ser diarios, persistentes en el tiempo y dolorosos.

La buena noticia es que la solución a este problema es relativamente sencilla. A continuación, encontrarás una serie de recomendaciones que suelo darles tanto a los niños como a los padres para evitar la fatiga visual y promover una buena salud ocular.

Los 10 consejos de la Dr. Jen para prevenir la fatiga ocular en los niños

  1. Seguid la regla 20-20-20. Asegúrate de que tus hijos descansan de las pantallas como mínimo cada 20 minutos. Dejad lo que estáis haciendo, levantad la vista de la pantalla y fijadla en un objeto situado a unos 6 metros (unos 20 pies) durante al menos 20 segundos. Esto os permitirá descansar la vista, aumentar la frecuencia de parpadeo y reducir la sequedad ocular. En cualquier caso, recuerda a tus hijos que deben parpadear si han estado usando un dispositivo durante un largo periodo de tiempo.
  2. El deslumbramiento es otra de las causas de la fatiga visual. Evitad usar dispositivos digitales bajo fuentes de luz brillante o al aire libre.
  3. Supervisa y limita del tiempo que tus hijos pasan delante de la pantalla durante el día. La forma más sencilla de hacerlo es utilizar una aplicación de control parental. Yo recomiendo Qustodio.
  4. Evitad el uso de dispositivos electrónicos durante las comidas y apagadlos al menos una hora antes de iros a dormir.
  5. La Asociación Americana de Pediatría recomienda que los niños menores de 18 meses no utilicen pantallas, ya que desarrollan mejor sus capacidades cognitivas y de aprendizaje a través del juego físico, que tiene un importante componente práctico y creativo, y de la interacción con sus cuidadores. En el caso de los niños pequeños, mi recomendación es que no les permitas utilizar los dispositivos sin supervisión y que limites el uso de estos a una hora al día y a contenidos de calidad. 
  6. Si el ambiente de tu hogar es muy seco, considera la posibilidad de utilizar un humidificador de vapor frío en la habitación. Te ayudará a evitar la sequedad de las membranas mucosas, como los ojos, la nariz y la boca.
  7. Procura que tus hijos jueguen al aire libre el mayor tiempo posible. Sacad al perro a pasear o jugad a la pelota o a observar las nubes.
  8. Elegid libros de papel en lugar de en formato digital.
  9. Asegúrate de que los dispositivos digitales no se acaben convirtiendo en un obstáculo a la hora de seguir una buena rutina de sueño, hacer ejercicio, mantener una dieta sana y pasar tiempo de calidad en familia.
  10. Por último, pero no menos importante, asegúrate de que los niños mantengan siempre las pantallas a una distancia de 45-60 cm en lugar de pegados a ellas. ¿Ves? Tu madre tenía razón. :)
Dra. Jen Trachtenberg

La doctora Jen Trachtenberg es una reconocida pedagoga y está especializada en Pediatría. Su pasión es ayudar a los padres a ser los mejores padres que pueden ser, y ha dedicado su vida a ayudar a los niños a desarrollar todo su potencial. Es madre de tres hijos.

La newsletter de Qustodio Consejos inteligentes para padres está diseñada para ayudarte a mantenerte informado como padre y criar a tus hijos en la era digital con un poco más de confianza. Sin alarmismos. Sin modas. Solo los mejores consejos de verdaderos expertos en la materia.

Suscríbete a nuestra newsletter Consejos inteligentes para padres y recibe recomendaciones de expertos todos los meses.