Las decisiones digitales saludables empiezan en casa

By on 03-09-2020

Consejos sencillos para familias inteligentes

Ser padre nunca ha sido fácil, pero es indudable que la nueva era digital en la que vivimos ha complicado aún más esta tarea. Durante los últimos 20 años, los avances tecnológicos han proporcionado un gran número de ventajas a las familias. Evidentemente, el hecho de poder mantenernos en contacto desde cualquier parte del mundo, por ejemplo, y la posibilidad de que los padres disfrutemos de un horario laboral más flexible nos ha facilitado la vida tanto a nosotros como a ellos, y ha aumentado el tiempo que pasamos en familia. Sin embargo, hay quien argumenta que, aunque es posible que ahora pasemos más tiempo juntos bajo el mismo techo, la omnipresencia de los dispositivos electrónicos en los hogares está provocando que vivamos cada vez más desconectados unos de otros. Al parecer, este tipo de dispositivos han acabado convirtiéndose en pleno 2020 en el principal elemento de división para las familias, ¡y en más de un sentido!

La tecnología está aquí para quedarse, de modo que, tanto si la consideras un aliado como un enemigo a la hora de garantizar la paz familiar, es importante que enseñes a tus hijos a utilizarla de forma saludable. Proporcionarles las herramientas que necesitan ahora para convertirse en ciudadanos digitales responsables en el futuro es una parte fundamental de la tarea de los padres y los cuidadores de este siglo. Y aquí es donde entra en juego la Experiencia Familiar de Qustodio. Mientras que la mayoría de los programas de control parental otorgan a los padres un control total, nosotros creemos que toda la familia puede (y debe) involucrarse a la hora de encontrar un equilibrio tecnológico saludable. Y aunque pueda parecer una tarea titánica, no tiene por qué ser difícil. En Qustodio pensamos que los pequeños cambios pueden marcar la diferencia. En este artículo, encontrarás unos sencillos consejos para ayudar a tu familia a dar el primer paso para alcanzar juntos el bienestar digital.

¿Estás deseando probar nuestra nueva función para niños?
¡Consulta el artículo de ayuda aquí!

1. Habla con ellos sobre la tecnología

Como padres, el primer consejo que le damos a todos nuestros usuarios es que hablen abierta y honestamente con sus hijos sobre seguridad y bienestar digital. Es cierto que nuestros hijos son nativos digitales, pero eso no significa que sean expertos. Aunque pueda parecer que manejan la tecnología mejor que tú, es fácil olvidar que sus cerebros aún se están desarrollando y que no les resulta tan fácil como a los adultos diferenciar el mundo virtual del real.

Antes de establecer unas reglas, es fundamental que nuestros hijos entiendan por qué son necesarias, y en esta primera conversación sobre sus hábitos digitales debemos empezar a concienciarles sobre la importancia de hacer un uso responsable de la tecnología. Empieza abordando los aspectos beneficiosos: en primer lugar, hazte una idea general de la percepción que tienen de ella. ¿Cómo pueden utilizarla de forma positiva? ¿Cómo y cuándo utilizan Internet y los dispositivos electrónicos en el colegio? ¿Qué aplicaciones consideran más útiles e importantes? Después, podéis empezar hablar de los aspectos negativos. ¿Qué significa para ellos hacer un mal uso de la tecnología? ¿Conocen a alguien que haga un uso excesivo de los dispositivos electrónicos? ¿Hay algún momento en el que esté prohibido utilizar la tecnología en clase? ¡Es posible que te sorprenda todo lo que tus hijos tienen que decir sobre estos temas!

La siguiente fase es introducir el concepto de autocontrol y abordar la necesidad de establecer límites respecto al uso de los dispositivos electrónicos. ¿Saben cuánto tiempo utilizan los suyos? Si la respuesta es afirmativa, ¿cómo de exactas son esas estimaciones? Es posible que nunca hayan reparado en ello. De una u otra forma, es el momento de hacer hincapié en la importancia de gestionar correctamente el uso que hacemos de la tecnología y de asegurarte de que son conscientes de los riesgos y las responsabilidades que implica vivir en un mundo digital. Naturalmente, la profundidad de estas conversaciones dependerá de la edad y la madurez de tus hijos, por lo que deberías estar preparado para retomar el tema con frecuencia. Nuestra recomendación es que mantengas una conversación relajada con ellos sobre tecnología una vez a la semana para ponerte al día y aproveches la ocasión para, por ejemplo, preguntarles por su aplicación o su youtuber favoritos. ¡Implicarte en las experiencias digitales de tus hijos es una parte esencial de tu tarea como padre en la era digital!

Por último, procura introducir la conversación en el marco de un tema con el que ya estén familiarizados. Hemos descubierto que una buena forma de educar a los niños en el uso de la tecnología es utilizar la alimentación saludable como analogía, ya que es una idea con la que están muy familiarizados. Si comparas el uso excesivo de la tecnología con un atracón de dulces, a tus hijos les resultará más fácil entender la importancia de mantener una dieta digital saludable

2. Elabora una lista de las actividades adecuadas para su edad

Aunque es cierto que no existe un enfoque universal para promover el uso saludable de la tecnología en los niños, hay algunas pautas generales que puedes aplicar en función de la edad de tus hijos. Evidentemente, cada niño tiene su propia personalidad, nivel de madurez y necesidades, por lo que es fundamental que adaptes tu enfoque como consideres oportuno. La Asociación Americana de Pediatría recomienda no exponer a los niños de entre 2 y 5 años a la tecnología durante más de una hora al día, pero cuando comienzan la educación primaria, las recomendaciones no son tan claras.

Además, es entorno a esta franja de edad cuando empezamos a detectar un gran salto cuantitativo en el tiempo que los niños pasan delante de la pantalla. Una encuesta realizada por Common Sense Media el año pasado revelaba que los niños americanos de entre 8 y 12 años utilizan sus dispositivos electrónicos una media de 4 horas y 44 minutos cada día, mientras que los adolescentes lo hacen una media de 7 horas y 22 minutos (eso sin contar el tiempo que utilizan la tecnología en el colegio o para hacer los deberes). ¡Se trata de un salto enorme en comparación con la recomendación de 1 hora para los niños de 5 años! Como es natural, en torno a los 8 años, los niños comienzan a interesarse más por el mundo que les rodea, son más sensibles a la influencia de sus compañeros y se vuelven más independientes. Eso significa que se trata de una etapa crucial en el proceso de madurez digital de tus hijos que les permitirá aprender a utilizar la tecnología de forma responsable y desarrollarse plenamente como ciudadanos digitales.  

Por eso, hemos desarrollado nuestra nueva Experiencia para niños pensando específicamente en estos grupos de edad. Se trata de un momento crucial para el bienestar digital de tu familia, y es importante que dediquéis el tiempo necesario a tomar las decisiones adecuadas para toda la familia. Lo que nos lleva al siguiente paso:

3. Investigad juntos sobre el tema

Cuanto más participen tus hijos en este proceso, más probable será que ejerzan un papel activo a la hora de controlar sus propios hábitos tecnológicos. Este es el momento de que decidáis juntos qué es exactamente lo que esperáis que os aporte el mundo digital. Es posible que tus hijos quieran disponer de su propio teléfono, una decisión que no deberías tomar a la ligera. Aunque es posible que tenga algunas ventajas desde el punto de vista de la seguridad, como la posibilidad de utilizar el seguimiento de geolocalización, la mayoría de los expertos recomiendan retrasar ese momento lo máximo posible.

También es esencial que discutas con ellos qué aplicaciones utilizan y para qué. ¡La tecnología puede utilizarse con fines educativos, pero en ningún caso debería sustituir el apoyo y la orientación que pueden ofrecer los padres o los profesores! Nuestra recomendación es que elabores una lista de las aplicaciones que quieren descargar y busques información sobre ellas. Pregunta a otros padres o a niños más mayores si las conocen y consulta alguna página de confianza en Internet

Al final de este proceso, todos deberíais tener una idea bastante aproximada de las ventajas y los riesgos que conlleva el uso de Internet. ¡Aquí es donde entra en juego Qustodio!

Empieza gratis con Qustodio

4. Ponles límites, ¡pero hazlo siempre de forma positiva!

Qustodio te permite establecer límites de uso en los dispositivos electrónicos y límites de tiempo para las aplicaciones, pero nosotros recomendamos siempre implicar a los niños en la toma de decisiones. ¡Acordad juntos qué límites consideráis apropiados, y recuerda que tus hábitos digitales son tan importantes como los suyos! Como en cualquier otro aspecto de su educación, nuestro deber como padres es darles ejemplo. ¡No sirve de nada limitar el uso que hacen de la tecnología si nunca nos ven desconectar de ella!

La doctora Nicole Beurkens, una psicóloga infantil especializada en abordar los desafíos a los que se enfrentan los padres en la era digital, recomienda que, en lugar de empezar a elaborar directamente una lista de normas, los padres adopten una estrategia más simple y efectiva y decidan junto con los niños los horarios y los espacios en los que no podrán utilizar ningún tipo de dispositivo electrónico. «Darle la vuelta al problema de esta forma funciona extraordinariamente bien», afirma esta especialista. «Es más natural y, como se aplica a toda la familia, resulta justo».

Estos son los consejos de la doctora Beurkens para crear zonas y momentos libres de tecnología para tu familia:

  • Convierte la mesa del comedor y, preferiblemente, las horas de las comidas en general, en un espacio libre de dispositivos para toda la familia. Coloca una cesta en el suelo o en la encimera y pide a tu familia que dejen sus dispositivos en ella antes de sentarse a la mesa.
  • Establece la norma de no utilizar dispositivos electrónicos durante las actividades que hacéis juntos, como echar una partida a un juego, leer un libro o dar un paseo. 
  • Evitad el uso de dispositivos mientras os preparáis para ir al trabajo y al colegio por las mañanas entre semana. Esto os permitirá reducir el nivel de estrés a primera hora de la mañana, porque toda la familia podrá concentrarse en prepararse en vez de entretenerse delante de la pantalla.
  • Limita el uso de dispositivos en el coche. En los viajes cortos, deja los dispositivos en casa o apágalos y mételos en una caja en el maletero para que nadie tenga la tentación de utilizarlos.
  • Limita el uso de pantallas en el dormitorio para mejorar la calidad del sueño de toda la familia. Evitar el uso de dispositivos electrónicos en el dormitorio es una forma sencilla de promover hábitos seguros y saludables en los niños y los adultos.
  • Evita la multitarea digital, lo que significa básicamente usar solo un dispositivo a la vez. Tanto los niños como los adultos suelen utilizar varios dispositivos al mismo tiempo sin ni siquiera ser conscientes de ello.  

Una vez hayáis establecido unos hábitos digitales saludables para toda la familia, podéis acordar los límites que tendrán que respetar vuestros hijos (nuestra recomendación es que limitéis las opciones de entretenimiento que impliquen el uso de una pantalla a 1-2 horas al día). Descargad e imprimid una copia de nuestro Acuerdo digital familiar para cada uno de los miembros de la familia, firmad el documento, y después configurad las reglas que habéis acordado mediante Qustodio.

5. Anímales a ser independientes

Ahora que ya habéis sentado las bases para alcanzar el bienestar digital y utilizar la tecnología de forma responsable, es el momento de que tus hijos aprendan a responsabilizarse de sus propios hábitos digitales y a desarrollar su autocontrol, para lo cual cuentan con la Experiencia para niños de Qustodio. Desde la aplicación de Qustodio instalada en sus dispositivos pueden acceder a su propio panel de control, donde encontrarán más información sobre el tiempo que han estado utilizando el dispositivo y los límites de tiempo que has establecido. Ofrecer a los niños y a los adolescentes la posibilidad de acceder fácilmente a sus propios datos les permite disfrutar de cierta sensación de autonomía, lo que juega un papel fundamental a la hora de prepararles para la vida digital que les espera. La doctora Beurkens se muestra completamente de acuerdo con esta estrategia:

«Proporcionar a los niños información sobre sus hábitos digitales es un paso importante que les permitirá tomar conciencia de cómo utilizan los dispositivos electrónicos. Mostrarles la cantidad de tiempo que pasan en diferentes aplicaciones y sitios web y el tiempo que dedican a los medios digitales en general les ayudará a aprender a decidir qué es saludable para ellos y qué no. Además, es un buen punto de partida para hablar con ellos sobre el uso de los dispositivos y la necesidad de poner límites».

Recuerda que debes seguir supervisando regularmente su actividad digital y hablando abiertamente con ellos sobre los riesgos que conlleva la tecnología. Nosotros te avisaremos cuando instalen una nueva aplicación en los dispositivos que has protegido, pero ¿por qué no les animas a que te lo cuenten ellos mismos? ¡Además, podéis manteneros al tanto de las aplicaciones que vayáis descubriendo! Y respetad las zonas y los momentos libres de tecnología para aseguraros de aprovechar al máximo el tiempo que pasáis en familia. Después de todo, como dice la doctora Nicole, «Lo importante no es cuánto tiempo pasáis conectados, sino cómo pasáis el tiempo en el mundo real».

¡Ahora ya estás preparado para empezar a construir un futuro más seguro y brillante para tu familia! Asegúrate de que los dispositivos de tus hijos disponen de última versión de Qustodio e inicia sesión o crea ya una cuenta para empezar a tomar decisiones digitales inteligentes para los tuyos!

Consulta el artículo de ayuda

¿Quieres obtener más información sobre la doctora Nicole Beurkens y el resto de nuestros especialistas en educación digital?

Conoce a los expertos

La newsletter de Qustodio Consejos inteligentes para padres está diseñada para ayudarte a mantenerte informado como padre y criar a tus hijos en la era digital con un poco más de confianza. Sin alarmismos. Sin modas. Solo los mejores consejos de verdaderos expertos en la materia.

Suscríbete a nuestra newsletter Consejos inteligentes para padres y recibe recomendaciones de expertos todos los meses.