Cómo detectar y actuar ante el ciberacoso

By on 04-21-2020

Lauren Seager-Smith, primera ejecutiva de Kidscape —una ONG dedicada a la prevención del acoso escolar— y madre de dos niños, nos da algunas pautas para reconocer y reaccionar ante una situación de ciberacoso.

En circunstancias «normales», los niños pasan una media de 2 horas al día conectados a Internet, unos 20 minutos más del tiempo que dedican a la televisión, según una encuesta llevada a cabo por Ofcom. Es probable que en la actualidad ese tiempo haya aumentado exponencialmente debido al impacto del cierre de los colegios y la cuarentena, ya que el mundo digital se ha convertido en la principal herramienta para que los niños (y los padres) puedan continuar el curso, jugar, divertirse y conectar con los demás.

El uso de la tecnología nos ofrece numerosas ventajas, como la posibilidad de que nuestros hijos se mantengan en contacto con sus amigos y familiares, pero cuanto más tiempo pasan conectados a Internet, más riesgo corren de sufrir ciberacoso, sobre todo en los casos en los que existe poco apoyo o supervisión por parte de los padres.

Kidscape es una organización benéfica dedicada a la prevención del acoso escolar y, además de trabajar para proteger la seguridad de los niños y de sus familias, ofrece apoyo a niños que han sido víctimas del acoso escolar. Casi 1 de cada 5de los niños que asistieron a los talleres de prevención (ZAP workshops) que organizamos el año pasado habían sufrido ciberacoso, la mayoría por parte de sus compañeros.

Es fundamental que los padres y los cuidadores seamos capaces de reconocer las señales que indican que nuestros hijos están siendo víctima de ciberacoso para poder ofrecerles la seguridad y el apoyo que necesitan. 

Recomendaciones para proteger a tus hijos

  • Ofréceles soporte técnico.

    Dependiendo de la edad, el grado de desarrollo y la madurez emocional de tus hijos, es importante que, al igual que haces en el mundo real, tomes medidas para reducir los riesgos. Eso incluye utilizar herramientas de control parental, como Qustodio, y aprender a configurar juntos los ajustes de privacidad y las opciones de mensajería de las aplicaciones y de los juegos.

    Nuestra recomendación es que consultes la calificación de las aplicaciones y de los juegos incluso si están recomendados para su edad y que consideres si generan espacios positivos para ellos y si poseen la madurez necesaria para asimilar el contenido o la experiencia. Decide si pueden utilizarlos solos o si es preferible que les acompañes durante su uso. El hecho de que todo el mundo descargue un juego o una aplicación no significa que estos sean adecuados para tus hijos en esta etapa de su desarrollo.
  • Fomenta el desarrollo de su inteligencia emocional.

    Puede que no comprendas el funcionamiento de todas las aplicaciones que usan si no eres aficionado a los videojuegos ni a las redes sociales, pero nuestro papel como padres es fundamental a la hora de enseñarles el valor de la amistad y de definir los límites de una relación sana. Enséñales la importancia de prestar atención a sus sentimientos y emociones, conectar con otras personas que les hagan sentir bien consigo mismos, tratar a los demás con amabilidad y respeto y promover la confianza en sus relaciones. 
  • Aprende a hablar el mismo idioma que ellos.

    Es probable que los niños más mayores no empleen el mismo lenguaje que un adulto para describir una situación de ciberacoso; por ejemplo, es posible que ellos utilicen términos como ghosting o scamming. Averigua qué saben sobre el tema y pídeles que te describan las medidas que toman para protegerse a sí mismos y a los demás. 
  • Enséñales a verte como un aliado.

    Asegúrate de mantener una buena comunicación con tus hijos para que puedan acudir a ti si tienen algún problema. Todos cometemos errores, y es posible que hayan compartido algo de lo que ahora se arrepienten o que ha perjudicado a otras personas. Explícales que lo solucionaréis juntos. Si le han hecho daño a alguien, lo mejor es que, siempre que sea posible, borren la publicación y le pidan disculpas. 

Si tus hijos u otro ser querido son víctimas de ciberacoso

  • Conserva la calma y mantén la cabeza fría.

    El ciberacoso es una experiencia traumática, y tus hijos necesitarán que estés ahí para ellos y les apoyes. Independientemente de lo angustiosa que sea la situación, procura mantener la calma y hazles saber que vais a superar esta situación juntos. 
  • No respondáis al acoso.

    Por mucho que se sientan tentados a responder a los mensajes del acosador, este tipo de reacciones suele prolongar el problema y puede llegar a intensificarlo, implicar a otras personas e incluso restarles autoridad moral. 
  • Evita el contacto con el acosador o acosadores.

    Casi todas las aplicaciones disponen de una opción para bloquear, dejar de seguir o silenciar a otros usuarios. Si el acoso se produce por parte de sus propios compañeros, es posible que a tus hijos les preocupe verse aún más aislados del grupo, por lo que otra opción podría ser que descansaran un tiempo de ese juego o aplicación. Las cosas van más deprisa en el mundo digital que en el físico, así que es probable que, si no respondéis y dejáis pasar el tiempo, el acoso cese. Además, de este modo tus hijos estarán más preparados psicológicamente para afrontar la situación una vez que las cosas se calmen. 
  • Intenta alcanzar una solución dialogada.

    Si el agresor ha actuado en un arrebato o se trata de un amigo, tal vez valga la pena ponerte en contacto con él en el mundo real para explicarle con calma el daño que ha causado. Es posible que borre voluntariamente la publicación y que no sea consciente de las consecuencias de su comportamiento. 
  • El apoyo del entorno es fundamental.

    El ciberacoso puede tener efectos negativos sobre la autoestima de la persona afectada, por lo que el apoyo emocional de sus amigos o familiares es fundamental. No infravalores el impacto emocional de las agresiones verbales. Tus hijos necesitarán toda tu ayuda y comprensión para recuperar su estabilidad emocional. 
  • Aprende a denunciar los comportamientos abusivos en la red.

    Puede haber situaciones en las que los niños se vean expuestos a un peligro real o a un comportamiento delictivo en Internet. Es el caso de las amenazas, los mensajes que inducen a los niños a autolesionarse y la difusión de imágenes privadas o contenidos discriminatorios o que incitan al odio. Si tus hijos han sido víctimas de alguno de estos delitos, es fundamental que dispongan de un entorno tranquilo y seguro que les permita recuperarse. Además, puedes denunciar el contenido a través de la plataforma, ante la policía o en la institución que consideres apropiada. Si el acosador pertenece a su entorno escolar, otra opción es ponerte en contacto con el personal del centro. La mayoría de los colegios disponen de pautas específicas para combatir el ciberacoso en sus protocolos de actuación frente al acoso escolar y saben cómo atajar este tipo de comportamientos. 
  • Ayuda a tus hijos a no perder la perspectiva.

    La realidad es que este tipo de conductas han dejado de ser una excepción en Internet, ya sea porque la gente se siente protegida por el anonimato que proporcionan la red y la masa o porque son incapaces de resistirse a la actitud reactiva e irresponsable que fomenta la inmediatez de los chats online. Explícales a tus hijos que no es nada personal y que se trata de una situación temporal. Con tu cariño y con tu apoyo recuperarán la confianza y aprenderán a diferenciar a las personas que merecen su tiempo, su amor y su amistad y a disfrutar de relaciones positivas tanto en Internet como en el mundo real.

Si necesitas más información, ayuda o recursos sobre el acoso escolar y nuestra labor de protección a la infancia, visita el sitio web de Kidscape.

Lauren Seager-Smith

Lauren es CEO de Kidscape, una organización benéfica contra el acoso escolar.

Ha trabajado en el sector anti-bullying durante más de 10 años, liderando el trabajo de la Alianza Anti-bullying y más recientemente como CEO de Kidscape. Antes de eso, Lauren trabajó en defensa de la educación con Save the Children y se especializó en el estudio del acoso sexual para su maestría en educación. Le apasionan todos los aspectos de los derechos del niño y es miembro del Comité de Acción para Niños de Inglaterra, de la Junta del Centro de Internet más Seguro del Reino Unido y del Grupo Asesor de Asuntos de Internet.

La newsletter de Qustodio Consejos inteligentes para padres está diseñada para ayudarte a mantenerte informado como padre y criar a tus hijos en la era digital con un poco más de confianza. Sin alarmismos. Sin modas. Solo los mejores consejos de verdaderos expertos en la materia.

Suscríbete a nuestra newsletter Consejos inteligentes para padres y recibe recomendaciones de expertos todos los meses.