¿Cómo podemos los padres contribuir a proteger la seguridad de nuestros hijos ante el aumento de los ciberdepredadores?

By on 07-09-2020

El número de amenazas que acechan a nuestros hijos en Internet continúa multiplicándose. Descubre todo lo que necesitas saber para protegerles de ellas.

Mi trabajo consiste en ayudar a las familias a desarrollar hábitos digitales positivos, gestionar el tiempo que pasan delante de la pantalla y recuperar el control de sus interacciones cotidianas con la tecnología. Alcanzar el equilibrio digital es fundamental a la hora de proteger su salud mental, promover las relaciones saludables y garantizar el correcto desarrollo de los más pequeños.

Yo también soy madre, así que sé por experiencia lo difícil que es intentar encontrar un equilibrio saludable en cuanto al uso de la tecnología en casa y comprendo la preocupación de los padres respecto a los peligros de Internet. Durante la aplicación de las medidas de distanciamiento social y la cuarentena se ha detectado un aumento de los ciberdelitos y de la difusión y la demanda de contenidos inapropiados, incluyendo imágenes relacionadas con la pederastia. La distribución de este tipo de archivos también ha aumentado, al igual que el número de casos de ciberengaños con fines sexuales o criminales. Aunque todas estas ciberamenazas pueden parecernos a veces remotas o demasiado horribles para pensar en ellas, lo cierto es que ninguno de nosotros está a salvo, y como padres tenemos la responsabilidad de proteger la seguridad de nuestras familias.  

No se trata de una mera percepción. Las estadísticas no mienten.  Entre marzo y abril de 2020, la BBC detectó que el número de denuncias relacionadas con la distribución de pornografía en la red se había duplicado en Reino Unido hasta superar los 4 millones al mes. Un dato que se suma a las estadísticas de un país en el que 300 000 individuos están considerados como una amenaza para los niños y en el que este mes de abril se produjeron cerca de 8,8 millones de intentos de acceder a páginas web de pornografía infantil que habían sido bloqueadas previamente por la Internet Watch Foundation.  

Según un informe reciente elaborado por la fundación 5Rights Foundation en respuesta a una consulta del gobierno británico sobre las amenazas a las que han estado expuestos los menores en Internet durante la pandemia, Reino Unido no es el único país que se enfrenta a este problema: 

  • El Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC) de Estados Unidos recibió 4,2 millones de denuncias relacionadas con casos de presunta explotación sexual infantil en abril, lo que supone un aumento de casi 3 millones con respecto al mes de abril del año anterior.
  • InHope, una red de 46 centros nacionales dedicada la lucha contra la explotación sexual infantil, afirma que este tipo de casos han aumentado un 30% en todo el mundo durante la pandemia.

Dado que actualmente los niños pasan más tiempo encerrados en casa y conectados a Internet, son una presa fácil para los depredadores que tratan de engañarles con fines sexuales o criminales. Ahora que ya no disponen de la red de seguridad del colegio, un entorno en el que les resulta más fácil compartir sus preocupaciones con sus profesores y sus amigos, es posible que les cueste más hablar abiertamente de las experiencias negativas que han vivido en Internet, las cuales suelen debilitar su confianza y su autoestima. Este breve estudio analiza las secuelas psicológicas que sufren los niños que han sido víctimas de este tipo de depredadores. 

El número de casos de ciberacoso sexual y acoso escolar se está incrementando.  El comisionado australiano de eSafety denuncia que los casos de ciberacoso aumentaron un 50% durante las tres primeras semanas de la cuarentena, y un estudio sobre los niveles de toxicidad digital llevado a cabo por L1ght, una empresa emergente dedicada a la inteligencia artificial, ha detectado que los discursos de odio y el uso del lenguaje ofensivo se dispararon un 70% entre los niños y los adolescentes en marzo de este año.  

Entretanto, las empresas tecnológicas y los cuerpos de seguridad de los diferentes países se encuentran con serias dificultades a la hora de mantener el ritmo de estos cambios. La Internet Watch Foundation (IWF) asegura que el número de archivos identificados como pornografía infantil y eliminados se redujo hasta un 89% a lo largo de un periodo de cuatro semanas durante el inicio de la cuarentena, no porque el contenido no fuese perjudicial, sino debido a la falta de personal de estos cuerpos.

¿Cómo puedes contribuir a proteger la seguridad de tus hijos en Internet?

1. Habla con ellos sobre los riesgos reales que implica conectarse a Internet, incluidos los ciberdepredadores, los contenidos perjudiciales y el robo de datos personales. Es posible que muchos jóvenes crean que están completamente a salvo de estas amenazas, pero la realidad es que todos somos vulnerables en Internet. 

2. Presta atención a los signos que indican que tu hijo puede estar siendo víctima de algún tipo de explotación a través de Internet. La Children’s Society recomienda a los padres que permanezcan atentos ante la aparición de alguna de las siguientes señales de alarma:

  • Habla de amigos nuevos o adultos que ha conocido a través de Internet
  • Habla de los regalos o el dinero que ha recibido por Internet
  • Muestra un comportamiento introvertido y reservado
  • Tiene un teléfono nuevo o más de un teléfono
  • Recibe un gran número de llamadas o de mensajes
  • Le preocupa la idea de no poder utilizar teléfono

3. Comprenda las aplicaciones y los juegos que usa tu hijo. Recuerda que muchos juegos a menudo tienen funciones de mensajería o salas de chat, donde desconocidos extra pueden contactar con tus hijos. Establece la configuración de privacidad adecuada y mantén la configuración de ubicación desactivada.

4. Utiliza aplicaciones de control parental como Qustodio para supervisar su actividad en Internet. Usa la información que te proporcionan sobre el tipo de vídeos que ven o los juegos a los que juegan para fomentar la comunicación en la familia y ayudarles a desarrollar hábitos saludables.  

5. Protege a tu familia de los ciberfraudes revisando la configuración de privacidad de vuestras aplicaciones y utilizando contraseñas únicas y seguras. No te fíes de los mensajes de correo electrónico no deseados y actualiza el software antivirus de vuestros dispositivos. Y confía en tu instinto. Si algo te da mala espina, incluso aunque parezca completamente «normal», lo más probable es que no lo sea.

Si deseas obtener más información sobre la seguridad en Internet: 

Recuerda: si crees que un niño o un adolescente se encuentra en una situación de peligro inminente, deberías acudir a la policía.

Aunque las estadísticas son alarmantes, deberían servir para mantenernos informados, no para que vivamos con miedo. Afortunadamente, como padres disponemos de una gran cantidad de recursos, como aplicaciones de control parental nativas e independientes, opciones de privacidad y la posibilidad de hablar abiertamente con nuestros hijos. Si las utilizamos conjuntamente, pueden facilitarnos enormemente la tarea de proteger su seguridad en Internet.

 

 

Georgie Powell

Georgie es la embajadora de Qustodio en Reino Unido y la primera ejecutiva de Phone/Life Balance, una empresa que ofrece apoyo a los investigadores interesados en el bienestar digital. Es madre de dos niñas pequeñas.

La newsletter de Qustodio Consejos inteligentes para padres está diseñada para ayudarte a mantenerte informado como padre y criar a tus hijos en la era digital con un poco más de confianza. Sin alarmismos. Sin modas. Solo los mejores consejos de verdaderos expertos en la materia.

Suscríbete a nuestra newsletter Consejos inteligentes para padres y recibe recomendaciones de expertos todos los meses.