¿Afecta negativamente la tecnología al desarrollo social de los niños?

By on 07-21-2020

Analizamos desde un punto de vista científico qué efectos tienen las nuevas tecnologías sobre su empatía, su capacidad de compasión y sus habilidades relacionales.

El uso de la tecnología se ha disparado durante la última década y, de forma paralela, también ha aumentado el número de padres que acuden a mi consulta preocupados por el impacto que ejerce sobre el desarrollo de los más pequeños. Es natural que padres y profesionales se pregunten hasta qué punto un hábito que consume el tiempo y la energía de tantos niños puede afectar a su capacidad cognitiva y de aprendizaje y a su desarrollo social y emocional. Es evidente que el uso de los dispositivos electrónicos y el consumo de medios digitales ofrecen a nuestros hijos numerosas ventajas desde un punto de vista social, pero pueden llegar a convertirse en una fuente de preocupación si acaban monopolizando su tiempo en detrimento de las interacciones presenciales y de otras actividades necesarias para garantizar su correcto desarrollo.

Pros: fomenta las relaciones sociales y las redes de apoyo positivas 

La buena noticia es que la tecnología no tiene por qué ser necesariamente perjudicial. De hecho, puede convertirse en una herramienta para conectar a las personas, lo que obviamente incluye tanto a los niños como a los adolescentes. Para muchos de ellos, las redes sociales, los servicios de chat y otro tipo de aplicaciones son una buena forma de mantenerse en contacto con compañeros que conocen en la vida real. También les ofrecen la posibilidad de conocer a niños de su edad de otras partes del mundo con los que comparten intereses y objetivos. En el caso de los niños que sufren trastornos de ansiedad social y que a menudo tienen dificultades para relacionarse de forma presencial, las comunidades online y las redes sociales les permiten practicar sus habilidades sociales y reforzar su confianza a la hora de comunicarse socialmente en un entorno más relajado. Asimismo, los grupos de apoyo social online permiten a los niños compartir sus experiencias y recibir un apoyo y una orientación a los que es posible que no tengan acceso en sus comunidades locales.

Contras: genera aislamiento social y es perjudicial para su desarrollo

La mala noticia es que el abuso de este tipo de dispositivos está sustituyendo las interacciones sociales en la vida real. Sabemos que los niños desarrollan sus habilidades comunicativas, cognitivas y sociales mediante las relaciones que mantienen con sus cuidadores, con otros adultos y con los demás niños. Las interacciones cara a cara son fundamentales para que entiendan y aprendan a utilizar la comunicación verbal y no verbal, desarrollen su empatía, se habitúan a respetar el turno de los demás, etc. El aumento del uso de la tecnología puede acentuar el aislamiento social de los niños y de los adolescentes, lo que a su vez puede acabar afectando negativamente al desarrollo de sus habilidades sociales y relacionales. 

Los estudios publicados recientemente en este ámbito asocian la exposición de los niños pequeños a la tecnología con un retraso en el desarrollo de sus habilidades sociales. En concreto, indican que cuanto mayor es el tiempo que pasan delante de la pantalla, más se ve afectado su desarrollo social, especialmente su capacidad de relacionarse e interactuar con otras personas, seguir instrucciones y ayudar a los demás. Asimismo, los comportamientos sociales no deseados, como las actitudes abusivas o el acoso, también aumentan cuando los niños hacen un uso excesivo de este tipo de dispositivos.

La preocupación por el aislamiento social que fomenta la tecnología se extiende también a los niños más mayores y a los adolescentes. Cuanto más tiempo dedican a las pantallas, menos tiempo comparten de forma presencial con otros jóvenes y adultos, lo que puede acabar desembocando en sentimientos de aislamiento y soledad. Los estudios indican que los adolescentes con menor tasa de interacción social y mayor tiempo de uso de dispositivos presentan los niveles más altos de soledad y depresión.

Un estudio llevado a cabo en niños más mayores ha demostrado que aquellos que pasan una semana en un campamento de verano sin acceso a la tecnología mejoran significativamente su capacidad para reconocer e interpretar las señales emocionales no verbales. Esto evidencia el impacto negativo que la exposición a las pantallas puede tener sobre el desarrollo de este tipo de habilidades sociales críticas, pero también pone de relieve el hecho de estas habilidades pueden mejorar en un periodo relativamente corto de tiempo (al menos en el caso de los niños más mayores) si reducimos el uso que hacen de los dispositivos electrónicos y les ofrecemos más oportunidades de relacionarse socialmente con otros niños cara a cara. 

Otro motivo de preocupación respecto al desarrollo social y al uso excesivo de la tecnología son los efectos negativos que esta ejerce sobre las interacciones familiares. Los estudios indican que el uso intensivo de los dispositivos digitales reduce el tiempo de calidad que comparten los miembros de la familia y aumenta la conflictividad entre los padres y los hijos. Es cierto que los hábitos digitales de los niños juegan un papel importante en este proceso, pero el grado de dependencia que mostramos los padres hacia este tipo de dispositivos también forma parte del problema. Cuando la tecnología se convierte en un obstáculo para disfrutar de tiempo de calidad con nuestros hijos, su desarrollo social se ve afectado. Es necesario que los padres tomemos conciencia de nuestros propios hábitos digitales y del tiempo que permitimos que nuestros hijos estén delante de la pantalla para favorecer su correcto desarrollo social.

¿Cómo podemos favorecer el correcto desarrollo social de nuestros hijos?

A continuación, encontrarás una lista de las recomendaciones que suelo dar a los padres que acuden a mi consulta preocupados por el impacto que el uso de los dispositivos digitales puede tener sobre el desarrollo social de sus hijos:

  • Limita el tiempo que dedican a los dispositivos y los medios digitales utilizando aplicaciones de control parental como Qustodio. Este tipo de herramientas nos permiten asegurarnos de que nuestros hijos encuentren el equilibrio entre la vida digital y el mundo real, y de que tienen las suficientes oportunidades de interactuar presencialmente con otras personas para garantizar su correcto desarrollo y evitar que desarrollen sentimientos de aislamiento y soledad. 
  • Habla con frecuencia con ellos sobre sus relaciones con sus compañeros. Es una buena forma de saber si están satisfechos con las relaciones que desarrollan en la vida real y de determinar qué ventajas sociales creen que les aporta el mundo digital. También puede ayudarnos a detectar si consumen contenidos inadecuados para su edad o si están siendo víctimas de ciberacoso, lo cual puede afectar negativamente a su salud emocional. 
  • Dales ejemplo con tus propios hábitos digitales. Es fundamental que los padres dejemos la tecnología a un lado y dediquemos a nuestros hijos el tiempo de calidad que necesitan para asegurar su correcto desarrollo social y emocional.

 

Si deseas obtener más consejos sobre cómo proteger el bienestar y la seguridad de tus hijos en Internet, consulta los siguientes artículos:

Dra. Nicole Beurkens

Nicole Beurkens es doctora en Psicología Clínica, posee el certificado de especialista en Nutrición humana y se ha especializado en la evaluación y el tratamiento de niños con trastornos mentales y del desarrollo severos. A lo largo de sus 20 años de experiencia, ha tratado con éxito a más de 1000 niños y familias utilizando técnicas relacionadas con la alimentación, el estilo de vida y la salud mental.

La newsletter de Qustodio Consejos inteligentes para padres está diseñada para ayudarte a mantenerte informado como padre y criar a tus hijos en la era digital con un poco más de confianza. Sin alarmismos. Sin modas. Solo los mejores consejos de verdaderos expertos en la materia.

Suscríbete a nuestra newsletter Consejos inteligentes para padres y recibe recomendaciones de expertos todos los meses.