Close
¡La protección de Qustodio para Chromebook ya está disponible! Obtén más información en este enlace>>

¿Tu hijo es un adicto a la tecnología? Conoce los síntomas

By on 11-30-2020

Independientemente de su denominación  —adicción a Internet, adicción a los videojuegos, uso problemático de Internet o uso patológico de las nuevas tecnologías—, es fundamental que los padres aprendan a reconocer los síntomas y a abordar este trastorno.

En el mundo digital actual, la tecnología está presente en prácticamente casi todos los ámbitos de la vida de los niños y ofrece numerosas e importantes ventajas. Sin embargo, al igual que cualquiera de los adelantos tecnológicos que nos han permitido mejorar nuestra calidad de vida, también esconde un lado oscuro. En el momento en el que deja de ser una mera herramienta para los niños y empieza a generarles dependencia, entra en la categoría de lo que denominamos «comportamiento adictivo»

Aunque muchos padres suelen bromear con el hecho de que sus hijos están obsesionados con la tecnología o son adictos a los dispositivos electrónicos, lo cierto es que este tipo de adicciones son muy reales. Las conductas adictivas hacia los dispositivos y los medios digitales pueden acabar convirtiéndose en un grave problema para algunos niños. A diferencia de los trastornos por consumo de sustancias y de otras patologías clínicas, la adicción a la tecnología aún no ha sido formalmente reconocida. Sin embargo, en 2013 la Asociación Americana de Psiquiatría incluyó la adicción a los videojuegos online en la lista de patologías pendientes de investigación de la versión más reciente de su Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM, por sus siglas en inglés), la guía utilizada por los psicólogos y los psiquiatras americanos para diagnosticar enfermedades mentales. 

A lo largo de los últimos años, se han llevado a cabo un gran número de estudios sobre la relación entre el comportamiento adictivo, la tecnología y los niños. En ocasiones se utilizan términos como «adicción a Internet», «adicción a los videojuegos», «uso problemático de Internet» o «uso patológico de las nuevas tecnologías» para referirse a este problema. Se trata fundamentalmente de una serie de hábitos de uso que interfieren con otras actividades importantes en uno o más ámbitos de la vida del niño y que generan sentimientos de angustia. Médicos, psicólogos, educadores y otros profesionales defienden desde hace tiempo la necesidad de concienciar a la población sobre el problema de las adicciones tecnológicas y de ayudar a los niños y a los adolescentes a desarrollar unos hábitos digitales saludables que les permitan disfrutar de la tecnología sin que esta termine controlando sus vidas.

Es importante que los padres comprendan que el uso excesivo de dispositivos provoca cambios en el cerebro de los niños, que podrían afectarles negativamente a todos los ámbitos de sus vidas. Los estudios indican asimismo que la adicción a la tecnología puede generar graves trastornos del sueño, cuyas consecuencias afectan en mayor medida a los más pequeños. Y, como tienen ocasión de comprobar los padres de los niños que sufren este trastorno, la adicción a los dispositivos tecnológicos ejerce también un impacto negativo sobre las relaciones familiares. 

¿Cuáles son los principales síntomas de que nuestro hijo ha desarrollado una relación de dependencia hacia la tecnología?

  • Pasa demasiado tiempo delante de la pantalla. Muchos niños hacen un uso excesivo de los dispositivos electrónicos, pero este comportamiento por sí solo no significa que hayan desarrollado una adicción. Sin embargo, hay otro tipo de conductas que sí pueden ser indicativas de este trastorno; por ejemplo, si utilizan los dispositivos de forma prácticamente ininterrumpida durante todo el día; si mienten sobre su uso o los utilizan a escondidas cuando tienen ocasión; si los utilizan por la noche en detrimento de las horas de sueño, o si se saltan las normas para poder utilizarlos durante más tiempo.
  • Muestra menos interés en otro tipo de actividades. Los niños deberían dedicarse diferentes aficiones y actividades. Si tu hijo ha dejado de mostrar interés por las actividades que no requieren el uso de dispositivos tecnológicos y antepone estos a otras alternativas de ocio, es el momento de dar la voz de alarma, sobre todo si evita realizar actividades con otras personas, reduce sus horas de sueño o se salta las comidas para utilizar la tecnología.
  • Muestra un comportamiento preocupante cuando no puede utilizar los dispositivos tecnológicos. Aunque la mayoría de los niños muestran cierto nivel de frustración o una respuesta negativa cuando se ven obligados a descansar de los dispositivos electrónicos, este comportamiento puede ser excesivo en el caso de algunos niños. Si tu hijo tiene rabietas prolongadas, se vuelve agresivo o te amenaza verbalmente cuando limitas el uso de la tecnología, puede indicar la existencia de un problema.
  • Es incapaz de concentrarse en otras tareas. Los niños que se pasan el día pensando o hablando sobre dispositivos tecnológicos, juegos u otro tipo de medios digitales pueden haber desarrollado cierto grado de adicción. Si te cuesta conseguir que tu hijo hable de otros temas o tiene dificultades para concentrarse en otro tipo de actividades, es necesario abordar el problema. Muchos de estos niños muestran también una necesidad constante de revisar sus cuentas en las redes sociales.
     
  • Se comporta de forma retraída. Si tu hijo se muestra visiblemente irritable, ansioso, deprimido o angustiado cuando no puede utilizar la tecnología, es un claro indicio de que necesita ayuda. Observa si los síntomas desaparecen en cuanto le permites volver a utilizar los dispositivos o los medios digitales. Si la respuesta es afirmativa, significa que existe un ciclo adictivo.

No desesperes

Si tu hijo presenta cualquiera de los síntomas anteriores, ¡no desesperes! Hay muchas formas de ayudar a un niño a superar su adicción a la tecnología. De hecho, los estudios muestran que la intervención y el establecimiento de una serie de límites por parte de los padres tiene efectos sumamente positivos a la hora de controlar las ciberadicciones de los niños y los adolescentes.

Recomendaciones para abordar este tipo de adicciones:

  • Habla con tu hijo. Mantener una buena comunicación con los niños es fundamental a la hora de abordar la adicción a la tecnología. Comparte con él tus observaciones y tus temores al respecto y explícale por qué crees que es un problema. Es posible que tu hijo no esté de acuerdo contigo, pero es importante que comprenda que su comportamiento no solo le afecta a él, sino también a otras personas. Asimismo, también es esencial que sigáis expresando vuestras inquietudes, que comentéis regularmente aquellos aspectos en los que ha mejorado y que os habituéis a discutir las normas y los límites, así como las cosas que funcionan y las que no.
  • Reduce paulatinamente el tiempo que pasa delante de la pantalla. Si tu hijo muestra un comportamiento adictivo hacia los dispositivos tecnológicos, limitar drásticamente o prohibir su uso no suele ser la estrategia más segura ni la más efectiva, sobre todo si tiene tendencia a autolesionarse o a comportarse de forma agresiva hacia las personas o los objetos. Habitualmente, lo mejor es reducir la exposición gradualmente a medida que pasa el tiempo e incorporar la tecnología en la planificación del proceso de desconexión cuando sea oportuno.
  • Prioriza otro tipo de actividades. Centra tus esfuerzos en ofrecerle a tu hijo otro tipo de actividades e idea formas de que pueda invertir su tiempo durante el día sin necesidad de recurrir a la tecnología; por ejemplo, puedes elaborar una lista de tareas domésticas o de otro tipo, animarle a que elija entre diferentes alternativas de ocio o invitarle periódicamente a realizar alguna actividad contigo. En la mayoría de los casos, los horarios regulares y el apoyo de los adultos benefician a los niños cuando empiezan a buscar otras formas de pasar el tiempo.
  • Limita los contenidos que consume. Es fundamental que limites el tipo de contenidos a los que tu hijo puede acceder en Internet para contribuir a garantizar su seguridad y reducir las posibilidades de que pueda desarrollar otras adicciones (por ejemplo, a la pornografía online). Lo más recomendable es que adaptes siempre las restricciones en función de su edad. Sin embargo, en el caso de los niños que sufren adicción a la tecnología puede ser beneficioso controlar el tipo de contenido que suelen consumir de forma adictiva. En mi caso, recomiendo a las familias que prueben Qustodio, que es la solución de control parental que utilizo yo.
  • Busca ayuda profesional. Aunque las familias tienen a su disposición numerosas herramientas para abordar estos problemas por su cuenta, hay algunos casos en los puede ser útil o necesario acudir a un profesional. Los profesionales de la salud mental y los especialistas en medicina general atienden cada vez más casos de adicción a la tecnología en niños y adolescentes. Si tu hijo y tú tenéis problemas a la hora de tratar este trastorno, poneos en contacto con un profesional local para que os asesore sobre cómo puede apoyaros en este ámbito.

Nunca es demasiado tarde

Si estás convencido que tu hijo ha desarrollado algún tipo de adicción hacia la tecnología, ha llegado el momento de pasar a la acción. Nunca es demasiado tarde para llevar a cabo los cambios necesarios para ayudarle a desarrollar unos hábitos digitales más saludables y alcanzar el bienestar digital. La atención que le dediques al problema en este momento no solo beneficiará a tu hijo y a tu familia a corto plazo, sino también en el futuro.

Notas al pie:

Dra. Nicole Beurkens

Nicole Beurkens es doctora en Psicología Clínica, posee el certificado de especialista en Nutrición humana y se ha especializado en la evaluación y el tratamiento de niños con trastornos mentales y del desarrollo severos. A lo largo de sus 20 años de experiencia, ha tratado con éxito a más de 1000 niños y familias utilizando técnicas relacionadas con la alimentación, el estilo de vida y la salud mental.

La newsletter de Qustodio Consejos inteligentes para padres está diseñada para ayudarte a mantenerte informado como padre y criar a tus hijos en la era digital con un poco más de confianza. Sin alarmismos. Sin modas. Solo los mejores consejos de verdaderos expertos en la materia.

Suscríbete a nuestra newsletter Consejos inteligentes para padres y recibe recomendaciones de expertos todos los meses.