¿Qué beneficios y riesgos conlleva el uso de la tecnología para los niños autistas?

By on 04-20-2021

Descubre cómo puedes ayudar a tu hijo a aprovechar los beneficios de la tecnología y a evitar los problemas más habituales derivados de su uso. 

Para nadie es un secreto que a los más pequeños les cuesta controlar el tiempo que pasan delante de la pantalla si no cuentan con la supervisión y el apoyo de los padres. Este problema suele darse con más frecuencia entre los niños diagnosticados con trastorno del espectro autista (TEA); de hecho, más del 50% de los niños de entre 6 y 17 años que sufren este trastorno superan el máximo de dos horas diarias que recomienda la Asociación Americana de Pediatría respecto al uso de los dispositivos digitales. Los problemas derivados del uso excesivo y la adicción a este tipo de dispositivos pueden ser más graves en el caso de los niños y los adolescentes de este espectro que en el de los niños con un nivel de desarrollo normal. 

Al mismo tiempo, las nuevas tecnologías pueden ser muy beneficiosas para los niños y los adolescentes con TEA, sobre todo cuando las utilizan con fines comunicativos, sociales y educativos. Hay que encontrar el equilibrio adecuado entre las actividades digitales que favorecen su desarrollo, como las orientadas al aprendizaje, y las que realizan únicamente con fines lúdicos o para evitar otro tipo de actividades vitales. Es fundamental que los padres de los niños con este trastorno sean conscientes de los posibles riesgos y beneficios para poder tomar las mejores decisiones a la hora de gestionar el tiempo que pasan sus hijos delante de la pantalla. 

Hay que encontrar el equilibrio adecuado entre las actividades digitales que favorecen su desarrollo, como las orientadas al aprendizaje, y las que realizan únicamente con fines lúdicos o para evitar otro tipo de actividades vitales.

¿Qué tipo de actividades digitales son recomendables para los niños con TDA?

El primer paso para mejorar los hábitos digitales de tu hijo es identificar el tipo de actividades digitales más beneficiosas para él. En el caso de los niños con TEA, los dispositivos electrónicos pueden ser una gran opción a la hora de ayudarles a reforzar la comunicación verbal o como alternativa a esta. Además, los videos o los juegos ofrecen a algunos niños la posibilidad de procesar las interacciones sociales y las experiencias a su propio ritmo, lo que les permite mejorar sus habilidades sociales en la vida real. El impacto que este tipo de actividades tienen sobre los niños con este trastorno es muy diferente al de jugar a un videojuego o ver la televisión. Las actividades orientadas a la comunicación y la socialización fomentan su aprendizaje y su desarrollo, mientras que el abuso de la televisión, los videojuegos y las redes sociales ejerce el efecto contrario. Antes de tomar una decisión respecto al tiempo que vas a permitir que tu hijo utilice la tecnología a lo largo de su día a día, es importante que recuerdes que uno de los principales factores a tener en cuenta debería ser el tipo de actividades digitales que realiza.

Evidentemente, eso no significa que debamos permitir que nuestros hijos se pasen el día delante de la pantalla, aunque sea con fines educativos. Estas actividades beneficiosas también deben realizarse con moderación. Sin embargo, saber qué actividades tienen un impacto positivo sobre tu hijo y cuáles son perjudiciales para él te ayudará a establecer unos límites saludables respecto al uso de los dispositivos tecnológicos y a elaborar un horario o un plan para él que le permita beneficiarse de su uso sin excederse. 

¿Qué tipo de actividades pueden ser perjudiciales para los niños con TEA?

Al igual que es importante reconocer los extraordinarios beneficios que ofrece la tecnología a nuestros hijos, también debemos evitar malos hábitos que pueden acabar generándoles más problemas a largo plazo. De hecho, los estudios realizados hasta la fecha son bastante claros respecto a los riesgos que conlleva el uso de los dispositivos electrónicos para los niños, entre los que se incluyen desde problemas de privacidad a obesidad y trastornos del sueño. Los niños y adolescentes con autismo son susceptibles a los efectos negativos del uso exceso o uso descontrolado de pantallas

3 errores que suelen cometer los padres de los niños con TEA

  1. Permitir que tus hijos utilicen dispositivos electrónicos antes de acostarse. Según los estudios científicos, esta práctica está directamente asociada con una disminución de la calidad del sueño tanto en los niños como en los adultos. El uso de pantallas reduce los niveles de melatonina —una hormona fundamental para la regulación del sueño— que produce nuestro cerebro y sobreestimula nuestras neuronas. Ambos efectos dificultan enormemente la conciliación del sueño si no descansamos de la tecnología el tiempo suficiente antes de irnos a la cama. Esto es aún más importante en el caso de los niños con TEA, ya que suelen tener mayores problemas para dormir que otros niños.
  2. Utilizar la televisión para mantenerlos distraídos mientras preparas la cena, doblas la colada o disfrutas de unos minutos de tranquilidad. Si lo conviertes en un hábito, a la larga puede acabar siendo perjudicial para ellos. La televisión les resta tiempo para desarrollar su creatividad, ayudar con las tareas de la casa o conectar entre ellos. Recuerda que a veces es bueno dejar que se aburran y que utilicen sus propios recursos para entretenerse en lugar de sobrecargar su tiempo libre con actividades, aunque ellos opinen lo contrario. Esto es fundamental para los niños con TEA, ya que tienden a necesitar más práctica y orientación a la hora de realizar tareas cotidianas, comunicarse con los demás o aprender a jugar con niños no autistas.
  3. No informarnos sobre el contenido que consumen. Supervisar la actividad digital de nuestros hijos también es una parte fundamental de nuestra labor como padres en la era digital. Nuestra responsabilidad es asegurarnos de que no juegan a juegos ni consumen contenidos inadecuados en Internet para protegerles y garantizar su seguridad. Los niños con TEA pueden ser más vulnerables a las estafas electrónicas o el ciberacoso y tienen más probabilidades de acceder involuntariamente a contenidos inapropiados; de ahí que sea especialmente importante proteger su actividad online. El mercado está repleto de aplicaciones sencillas que puedes instalar en tu teléfono para bloquear determinados tipos de contenidos, establecer límites de uso diarios para tus hijos y muchas otras funciones. Normalmente yo utilizo y recomiendo Qustodio con este mismo fin, y se ha convertido en una excelente herramienta para muchas de las familias que acuden a mi consulta, tanto en el caso de las que tienen hijos autistas como en el de las que no.
Los niños con TEA pueden ser más vulnerables a las estafas electrónicas o el ciberacoso

3 recomendaciones para ayudar a los niños con TEA a desarrollar buenos hábitos digitales

Lo más importante que debemos tener en cuenta es que incluso las actividades digitales beneficiosas pueden ser perjudiciales para nuestros hijos si no las equilibramos con otro tipo de actividades e interacciones. A continuación, encontrarás una breve lista de recomendaciones prácticas para ayudar a los niños con TEA a alcanzar un equilibrio saludable:

  1. Elabora un plan y ponlo en práctica de forma consistente. Una de las formas más sencillas de ayudar a tus hijos a encontrar un equilibrio saludable entre el mundo digital y el real es planificar con antelación cuándo podrán utilizar la tecnología. En el caso de los niños de este espectro, lo más recomendable es trazar un plan relativamente sencillo y ser coherente a la hora de aplicarlo, ya que estos niños pueden tener dificultades para asimilar los cambios. Establece claramente cuándo y dónde podrán tener acceso a los dispositivos electrónicos, qué uso podrán darles y cuáles van a ser los límites de tiempo. Intenta que se impliquen en la elaboración del plan si lo consideras adecuado para su edad y su nivel de desarrollo.
  2. Descansad de las pantallas antes de acostaros. La mejor forma de prevenir los trastornos relacionados con el sueño es reservar un tiempo para realizar actividades que no impliquen el uso de la tecnología antes de iros a la cama. Mi recomendación en este sentido es que esperéis como mínimo una hora para que el cerebro comience a producir melatonina y se relaje antes de dormir. Establece una rutina para tus hijos durante ese tiempo que incluya actividades como leer, hacer puzles, escuchar un cuento para meditar o dormir o tomar un baño caliente en lugar de permitir que utilicen dispositivos electrónicos justo antes de acostarse.
  3. Realiza actividades con ellos: es muy tentador dejar que nuestros hijos se entretengan con sus dispositivos mientras hacemos las tareas de la casa, sobre todo si se muestran reticentes a ayudarnos con este tipo de actividades. Sin embargo, los niños del espectro autista necesitan estructurar su día a día con actividades cotidianas para adquirir habilidades vitales, de comunicación y relacionales fundamentales. Intenta que vayan familiarizándose progresivamente con las tareas que realizas, aunque al principio se limiten a observarte, y con el tiempo podrán participar de forma activa. Este proceso puede requerir tiempo, pero acabará mereciendo la pena porque les permitirá desarrollar habilidades sociales y hábitos saludables y alcanzar un equilibrio entre las actividades que realizan en el mundo real y las del digital.

Aunque en ocasiones parezca una misión imposible, ayudar a los niños con TEA a alcanzar un equilibrio saludable entre las actividades digitales positivas y las actividades que realizan en el mundo real es fundamental para garantizar su desarrollo y su bienestar. Nuestro objetivo como padres es que nuestros hijos sean felices; por eso algunas veces nos cuesta gestionar su frustración cuando empezamos a limitar una de las pocas cosas de las que parecen disfrutar. Sin embargo, debemos recordar que, si nos centramos en los aspectos beneficiosos de la tecnología y limitamos los perjudiciales, estaremos ayudando a los niños de este espectro a reforzar sus habilidades y a desarrollar unos hábitos más saludables que les acompañarán a lo largo de toda su vida.

Dra. Nicole Beurkens

Nicole Beurkens es doctora en Psicología Clínica, posee el certificado de especialista en Nutrición humana y se ha especializado en la evaluación y el tratamiento de niños con trastornos mentales y del desarrollo severos. A lo largo de sus 20 años de experiencia, ha tratado con éxito a más de 1000 niños y familias utilizando técnicas relacionadas con la alimentación, el estilo de vida y la salud mental.

La newsletter de Qustodio Consejos inteligentes para padres está diseñada para ayudarte a mantenerte informado como padre y criar a tus hijos en la era digital con un poco más de confianza. Sin alarmismos. Sin modas. Solo los mejores consejos de verdaderos expertos en la materia.

Suscríbete a nuestra newsletter Consejos inteligentes para padres y recibe recomendaciones de expertos todos los meses.