OFERTA DE VERANO | Desconecta de las pantallas estas vacaciones con un descuento del 10% en Premium¡COMPRA YA!

Jan 26, 2021

Aprende a proteger la privacidad y los datos de tus hijos en 2021

Qustodio

Qustodio

Expertos en seguridad digital

Las leyes de protección de datos actuales no son suficientes. Descubre todo lo que necesitas saber para proteger la identidad de tus hijos en Internet.

Muchos de los padres actuales tuvieron la oportunidad de crecer sin un historial digital de su infancia. Sin embargo, sus hijos no tendrán esa posibilidad. Los niños de hoy en día —y los del futuro— vivirán condicionados por sus identidades digitales. Según la revista Wired, el 81% de los niños del mundo y el 92% de los niños estadounidenses disponían de una identidad digital antes de cumplir los 2 años, y el 95% de los adolescentes de EE. UU. tienen acceso a un smartphone.

El RGPD, la COPPA y la CPRA son insuficientes

Las leyes de privacidad como el Reglamento General de Protección de Datos europeo, la Ley estadounidense de Protección de la Privacidad Infantil en Internet de 1998 (COPPA, por sus siglas en inglés) y la ley CPRA, promulgada recientemente por el estado de California, han supuesto un gran avance en el ámbito de la protección de datos. Sin embargo, la verdad es que no sabemos qué consecuencias tendrá la recopilación de datos para las futuras generaciones, y las actuales leyes de protección de menores van muy por detrás de la tecnología actual. Los padres continúan siendo los principales responsables de proteger la privacidad de sus hijos en Internet —una responsabilidad que abarca tanto su reputación como su privacidad como consumidores—.

¿Qué dicen las principales leyes sobre la protección de la privacidad de los niños?

Estas son las principales disposiciones referentes a la protección de los menores que recogen las leyes de privacidad:

COPPA: «impone una serie de requisitos a los operadores de sitios web o servicios online dirigidos a menores de 13 años y a los operadores de sitios web o servicios online que tengan el conocimiento efectivo de que recopilan datos personales de niños menores de 13 años».

RGPD: «se aplica tanto a los menores como a los adultos e incluye una serie de disposiciones orientadas específicamente a la protección de la privacidad de los niños. Los menores merecen una protección adicional porque es menos probable que conozcan los riesgos, las consecuencias y las medidas de seguridad relativas a sus datos personales. El RGPD no ofrece una definición homogénea del concepto de «menor» y establece la mayoría de edad en los 16 años. Los Estados miembro pueden rebajar dicha mayoría de edad, siempre que esta no sea inferior a los 13 años. Casi la mitad de los Estados miembro ha ejercido este derecho».

CPRA: «establece que las empresas que recopilen información de carácter personal de los consumidores deberán informar a estos de forma clara y transparente en el caso de que utilicen algún sistema automatizado de toma de decisiones. La CPRA refuerza las sanciones previstas para las vulneraciones de la privacidad relativas a los datos de menores. Las sanciones administrativas son tres veces mayores para las infracciones relativas a los datos personales de los niños.  Asimismo, la ley establece los procedimientos que deberán seguir las empresas a la hora de gestionar y obtener el consentimiento por parte de estos, lo que permite a los padres tener  un mayor grado de control sobre los datos personales de sus hijos».

10 recomendaciones generales para proteger la privacidad de los datos de tus hijos

A pesar de los avances que suponen estas leyes, todavía existen algunas diferencias entre países. Además, algunos padres son los primeros en saltarse la ley al permitir que sus hijos accedan a muchas herramientas digitales antes de cumplir los 13 años. En un entorno tan flexible y heterogéneo, nunca está demás contar con algunas pautas generales. Te hemos preparado una lista con 10 recomendaciones básicas para proteger la privacidad de tus datos para que las compartas con sus hijos y empieces a ponerlas en práctica inmediatamente:

1. Mantened vuestras aplicaciones y sistemas operativos actualizados. Cuando los desarrolladores lanzan una actualización, los hackers pueden encontrar la forma de acceder a los sistemas desactualizados.

2. Pensad siempre antes de actuar. Desconfiad de cualquier sitio web o aplicación que os pida que hagáis algo inmediatamente. Dejad lo que estáis haciendo. Buscad información sobre esa aplicación o página en Internet. Pedidle a un adulto que os ayude a investigar sobre el tema.

3. Pedid siempre permiso antes de publicar algo. Pedid siempre permiso al autor antes de publicar una foto de un amigo o un desconocido en Internet. Es cuestión de educación y, en muchos casos, una obligación legal.

4. No compartáis nunca vuestros datos personales en Internet. Vuestro nombre y apellidos, vuestra fecha de nacimiento, vuestro número de teléfono o vuestro lugar de residencia pueden ser utilizados por los ciberdelincuentes para robar vuestros datos. No compartáis nunca este tipo de datos ni los de vuestros amigos con nadie.

5. Id siempre «dos pasos» por delante. Activad la autenticación o la verificación en dos pasos para evitar que alguien pueda acceder a vuestras cuentas sin permiso.

6. Pensad en cómo podría afectaros lo que vais a publicar el día de mañana. Las publicaciones que ahora os parecen graciosas o guais pueden perjudicar vuestra carrera en el futuro. Recuérdale a tus hijos que lo que publiquen online se queda para siempre.

7. Limitad el número de personas con las que compartís información. Configurad vuestras opciones de privacidad y seguridad online. Desactivad la opción de compartir vuestra ubicación. Tened cuidado con las publicaciones que compartís y reflexionad sobre si realmente necesitáis compartirlas con el mundo. Recordad que las empresas monetizan vuestra atención. De hecho, según la revista The Economist, «el recurso más valioso del planeta ya no es el petróleo, sino los datos». De modo que tened cuidado a la hora de cedérselos a terceros. ¿Tenéis dudas sobre cómo configurar vuestras opciones de privacidad? La National Cyber Security Alliance ha incluido en su sitio web una lista de enlaces directos a las páginas de configuración de algunos de los principales servicios de Internet. Y recordad que los smartphones, las tabletas y los portátiles no son los únicos dispositivos con los que debéis tener cuidado a la hora de proteger vuestra privacidad. Gadgets como los relojes inteligentes están cada vez más en el punto de mira por ser una «pesadilla desde el punto de vista de la seguridad».

8. Visitad únicamente sitios web seguros. Aseguraos de que la URL del sitio que estáis visitando o en el que estáis comprando empiece por https:// (en lugar de http://). Os recomendamos que instaléis HTTPS Everywhere, una extensión compatible con Firefox, Chrome y Opera que cifra vuestras comunicaciones con un gran número de sitios web seguros, lo que hará que vuestra experiencia de navegación sea aún más segura.

9. No utilicéis nunca la opción «Recordar mis credenciales» en ordenadores públicos y aseguraos de borrar las cookies y vuestro historial de navegación.

10. Tened cuidado con los agujeros de seguridad. A pesar de las restricciones de edad, los niños pueden saltarse las medidas que impiden a los menores de 13 años utilizar este tipo de servicios con relativa facilidad. Por ejemplo, Instagram está siendo investigada en Europa por haber filtrado datos de niños que convertían sus cuentas privadas en cuentas empresariales, las cuales no están protegidas por la plataforma. Además, los padres de los niños que utilizan herramientas como Google Classroom también deberían procurar que sus hijos utilicen la cuenta de Gmail que les ha proporcionado el colegio, porque es posible que los datos de sus hijos no estén siendo protegidos si utilizan una cuenta de Google pública.

¿Cómo puede Qustodio ayudarte a proteger a tu familia?

Qustodio es la mejor forma de proteger a tus hijos en Internet y ayudarles a desarrollar unos hábitos digitales saludables. Nuestras herramientas de control parental te permitirán asegurarte de que no acceden a contenido inapropiado ni pasan demasiado tiempo delante de la pantalla.