BLACK FRIDAY | Protege todos los dispositivos de tus hijos con hasta un 50% de descuento - ELIGE TU PLAN

Jul 18, 2021

¿Cuánto es demasiado tiempo frente a las pantallas?

Qustodio Team

Qustodio Team

Expertos en seguridad digital

How much screen time is too much

Tecnología y niños: descubre las últimas recomendaciones de los expertos para ayudarte a establecer unos límites saludables para toda tu familia.

El aumento del uso de los dispositivos electrónicos al que estamos asistiendo en la actualidad había comenzado antes incluso de la pandemia de la covid-19. Sin embargo, el hecho de tener que trasladar de repente toda nuestra vida a Internet, desde el trabajo al colegio, el ocio, las compras e incluso el ejercicio, ha disparado la media de tiempo que pasamos conectados habitualmente; en concreto, hablamos de un incremento de hasta el 100%. Según la Academy of Nutrition and Dietetics y la fundación Kaiser Family Foundation, hoy en día los niños pasan una media de 7,5 horas al día delante de una pantalla.

Aunque tener la posibilidad de socializar o aprender a través de Internet y utilizar la red como medio de entretenimiento no tiene por qué ser algo necesariamente negativo, los estudios realizados al respecto continúan indicando que abusar de esta herramienta está pasando factura a la salud física y mental de nuestros hijos.

Problemas con demasiado tiempo frente a la pantalla

El uso excesivo de las pantallas y el consumo de contenidos de mala calidad está asociado con los siguientes problemas:

Encontrar el equilibrio de tiempo de pantalla adecuado para los niños es uno de los mayores desafíos que enfrentan los padres hoy. Los contenidos digitales están diseñados para ser adictivos, y no existe una regla universal para decidir cuándo deben desconectar nuestros hijos. Esta decisión dependerá en gran medida de la calidad del contenido digital que consuman, del tipo de actividades que realicen en su tiempo libre (si llevan un estilo de vida activo y hacen suficiente ejercicio físico) y de su edad y madurez.

No obstante, no hay que desesperarse. Los estudios llevados a cabo recientemente sobre el uso de la tecnología nos han proporcionado una definición mucho más clara de lo que significa disfrutar de una dieta digital equilibrada. La recomendación general es que las familias limiten el uso de los dispositivos digitales como medio de entretenimiento a un máximo de dos horas a la semana, preferiblemente los fines de semana. Además, el CDC recomienda que los niños de entre 6 y 17 años hagan como mínimo 60 minutos de actividad física al día.

¿Cómo podemos los padres establecer unos límites saludables en este sentido? A continuación, te hemos preparado una guía por edades para ayudarte a gestionar correctamente el uso de este tipo de dispositivos en casa.

Las recomendaciones de Qustodio a la hora de limitar el uso de las pantallas 

Niños de 0 a 2 años

¿Cuánto tiempo es recomendable exponer a los niños pequeños a este tipo de dispositivos? Lo mejor es evitar cualquier tipo de exposición, a excepción de alguna videollamada ocasional.

Cuando son pequeños, los niños necesitan jugar de forma libre, tener la oportunidad de tocar objetos y mantener contacto visual directo con otras personas. A menos que sea para realizar una videollamada con los abuelos, nuestra recomendación es que evites la exposición a cualquier tipo de pantalla. La Asociación Americana de Pediatría también desaconseja el uso de medios audiovisuales por parte de los niños de este grupo de edad, salvo en el caso de las videollamadas.

Technology tips to help with the back to school routine

Niños de 3 a 5 años 

¿Cuánto tiempo es recomendable que pasen los niños en edad preescolar delante de la pantalla? Los expertos están de acuerdo en que el límite debería ser una hora diaria.

Si permites que los niños de esta edad utilicen algún tipo de medio digital, asegúrate de que el contenido que consuman sea de calidad. Eso significa que deberás bucear en Internet en busca de reseñas; comprobar el contenido de los vídeos, los juegos y las aplicaciones antes de permitir que tus hijos los vean o jueguen y, preferiblemente, acompañarles durante el visionado o jugar con ellos.

Evita los contenidos sobreestimulantes, las aplicaciones que puedan distraerles excesivamente y los medios violentos. Y elimina la publicidad. Es posible que esto suponga un coste adicional, pero es importante porque los cerebros de los niños tienden a interpretar la información literalmente, y aún no han aprendido a distinguir la realidad de la ficción. En Qustodio te recomendamos que limites su uso a un periodo de entre 15 y 30 minutos, y que no permitas en ningún caso que les dediquen más de una hora.

Piensa en una noche de cine familiar, por ejemplo. Utiliza una aplicación de control parental o incluso el temporizador de la cocina para establecer unos límites de tiempo y cíñete a ellos. A esta edad, los niños empiezan a adquirir los hábitos que les acompañarán durante toda su vida, así que es el momento perfecto para enseñarles que no pueden utilizar los dispositivos tecnológicos en la mesa o antes de acostarse, pero que, cuando se acaba el tiempo, es el momento de desconectar.

Niños de entre 6 y 10 años

¿Cuánto tiempo es recomendable que pasen delante de la pantalla los niños de primaria? Lo mejor es limitar el uso de este tipo de dispositivos a un máximo de una o dos horas al día.

A esta edad, nuestra recomendación es que no permitas que pasen más de una hora al día conectados, aunque a ese límite le podemos sumar otro tipo de actividades digitales que pueden realizar con fines educativos, como hacer los deberes o aprender a tocar el piano por Internet. Establecer límites de tiempo es fundamental a esta edad porque en general los niños no empiezan a desarrollar la capacidad de autocontrol hasta los 13 años, y se trata de un proceso que se prolonga a lo largo de toda su adolescencia.

Asimismo, es importante que continúes supervisando el contenido al que acceden y que periódicamente dediques tiempo a acompañarles mientras utilizan los dispositivos. Asegúrate de que se conecten en una de las zonas comunes de la casa en lugar de en el dormitorio.

Además, este es un buen momento para comenzar su alfabetización digital. Habla con tus hijos sobre las situaciones peligrosas que pueden producirse en Internet y sobre cómo deben reaccionar. Asegúrate de que sean conscientes de que:

  • Al igual que sucede en la vida real, los desconocidos con los que contactan a través de Internet también pueden ser depredadores. 
  • Los niños no deben realizar compras por la red. Hay que tener cuidado con los anuncios, las cajas de botín, las donaciones a otros jugadores o instagrammers y los complementos. Recuérdales que deben pedir permiso antes de comprar nada.
  • Las cosas que publican en Internet no desaparecen nunca, ni siquiera los Snapchats u otro tipo de mensajes  temporales o con fecha de caducidad.
  • No todos los sitios web son fiables. Es fundamental que aprendan a identificar las noticias falsas.
  • No todo lo que ven en Internet es real, sobre todo en el caso de las redes sociales. Enséñales que los usuarios pueden manipular fácilmente su aspecto mediante filtros.
  • Hay muchos tipos de sistemas tecnológicos que recopilan datos para mostrar publicidad a los usuarios o monetizarlos. Enséñales que no deben compartir nunca sus datos personales.
  • No deben practicar el sexting ni compartir fotografías de desnudos.
  • Ser amable y educado es igual de importante en Internet que en el mundo real.
  • Enséñales a aprender a confiar en su instinto. Si algo no les da buena espina, lo más probable es que haya una buena razón para ello.
  • Anímales a acudir a un adulto si algo les hace sentir incómodos. Los errores también forman parte del proceso de aprendizaje.

Niños de 11 a 13 años

¿Cuánto tiempo es recomendable que dediquen los niños preadolescentes a las pantallas? La respuesta depende de varios factores, pero probablemente lo mejor sea evitar que pasen más de dos horas delante de la pantalla.

En esta etapa querrás empezar a dar a tus hijos más flexibilidad en lo referente al uso de la tecnología, pero un máximo de dos horas es más que suficiente. Nuestra recomendación es que priorices actividades que no requieran el uso de una pantalla y que te asegures de que consuman contenidos de calidad. Una vez que hayáis acordado un límite de tiempo, procurad ceñiros a él. Se trata de una edad en la que aún les cuesta resistirse a la naturaleza adictiva de Internet (al igual que nos sucede a los adultos). Este también es un buen momento para que repases con ellos los riesgos que conlleva su uso (consulta la sección Niños de 6 a 10 años).

Cuando llegan a la preadolescencia, los niños empiezan a ser muy conscientes de su imagen, así que es fundamental que eches un vistazo a la lista de usuarios a los que siguen en las redes sociales y que hables con ellos sobre las razones por las que les gustan ese tipo de influencers. ¿Son un ejemplo de los valores que te gustaría que imitaran? Como solemos recomendarte habitualmente, mantén los dispositivos fuera del dormitorio por la noche —de este modo evitarás la estimulación que provoca la luz azul y la irresistible tentación de revisar sus cuentas en las redes sociales—, desconecta las pantallas una hora antes de acostaros y evita el uso de dispositivos electrónicos en la mesa.

Niños mayores de 13 años

¿Cuánto tiempo es recomendable que pasen los adolescentes delante de la pantalla? La respuesta depende de sus circunstancias concretas.

Cuando nuestros hijos se adentran en la adolescencia, resulta más difícil establecer límites. Sin embargo, estos siguen siendo igual de importantes. Utilizar una aplicación de control parental puede ayudarnos a ser consistentes y a evitar las discusiones diarias a la hora de desconectar. En el caso de los adolescentes, hablar con ellos es fundamental. Recuérdales los riesgos que conlleva el uso de Internet y sigue dando prioridad a actividades que no requieran el uso de dispositivos electrónicos.

Los adolescentes suelen sentir mucha curiosidad por el sexo, de modo que este es un buen momento para que empieces a hablar con ellos de los riesgos que implica la práctica del sexting y de que la pornografía no suele representar un modelo de sexualidad saludable.

Además, a esta edad es cuando más observarán tus propios hábitos digitales, ¡y serán los primeros en usarlos contra ti! Por eso, es importante que les des ejemplo utilizando la tecnología de forma saludable. Y, al igual que hacías cuando eran pequeños, dedica tiempo a ver contenido de calidad con ellos. Ambas son buenas formas de entender lo que les interesa, estrechar lazos con ellos e iniciar conversaciones fundamentales para su desarrollo.

Más artículos y guías de seguridad para padres

Notas al pie

¿Cómo puede Qustodio ayudarte a proteger a tu familia?

Qustodio es la mejor forma de proteger a tus hijos en Internet y ayudarles a desarrollar unos hábitos digitales saludables. Nuestras herramientas de control parental te permitirán asegurarte de que no acceden a contenido inapropiado ni pasan demasiado tiempo delante de la pantalla.