Ene 17, 2023

Herramientas de control parental: cuándo y cómo utilizarlas

Megan Proops

Megan Proops

Experta de producto

What are gacha games and what makes them so popular

Si te estás planteando seriamente la posibilidad de empezar a utilizar una herramienta de control parental, debes saber que no estás solo: el 80% de los padres supervisa de alguna forma el uso que hacen sus hijos de los dispositivos electrónicos. Sin embargo, ¿de verdad es necesario recurrir a este tipo de aplicaciones? ¿Y cuál es el momento más adecuado para hacerlo? Tanto si tus hijos acaban de empezar a utilizar la tecnología por sí mismos como si ya disponen de varios dispositivos, los controles parentales pueden ser muy útiles para las familias en todo tipo de situaciones. En este artículo repasamos algunas de ellas.

Acabas de regalarles a tus hijos su primer smartphone

Si has decidido hace poco que tus hijos ya están preparados para disponer de su propio teléfono, utilizar una herramienta de control parental puede ser una excelente idea. El hecho de tener de repente tanta información y opciones de comunicación al alcance de la mano es una gran responsabilidad, y establecer unos límites claros desde el principio es la mejor forma de ayudarles a usar su nuevo móvil —y cualquier otro dispositivo digital al que puedan acceder en el futuro— de forma segura y saludable.

Por ejemplo, Qustodio te permite asegurarte de que tus hijos no están expuestos a contenidos inadecuados en Internet. Puedes bloquear categorías enteras de contenido, como las redes sociales, y permitir otras más productivas, como las aplicaciones educativas. También puedes activar la función Búsqueda segura para evitar que se muestren contenidos perjudiciales en los resultados cuando realicen búsquedas desde su navegador web. Por último, el panel de control en tiempo real de Qustodio te muestra todos los sitios web que tus hijos han visitado, por lo que puedes bloquear aquellos que no consideres apropiados y hablar con ellos de cualquier tema preocupante que hayas observado.

A tus hijos le cuesta descansar bien

No podemos pasar por alto la importancia de dormir, sobre todo en el caso de los niños. Disfrutar regularmente de una noche de sueño reparador:

  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Potencia la capacidad de atención. 
  • Facilita el aprendizaje.
  • Refuerza la memoria.
  • Contribuye a mejorar el bienestar físico y mental general.

Sin embargo, el uso de los dispositivos tecnológicos hace que cada vez nos cueste más descansar bien por la noche tanto a los niños como a los adultos. La luz azul de las pantallas altera nuestros niveles de melatonina y dificulta la conciliación del sueño —por no mencionar el molesto sonido de las notificaciones de los mensajes instantáneos y la tentación de ver un último vídeo en TikTok—.

Desarrollar unos hábitos de sueño saludables es mucho más fácil con una aplicación de control parental. Puedes utilizar Qustodio para establecer unos horarios de uso y bloquear automáticamente los dispositivos de tus hijos a las horas que elijas. Te recomendamos que configures un periodo de descanso una hora antes de que se vayan a la cama y hasta la mañana siguiente. De esta forma, les resultará más fácil relajarse realizando actividades en el mundo real como la lectura y no se despertarán en mitad de la noche a causa de las notificaciones.

Se distraen mientras hacen los deberes 

¿A tus hijos les cuesta terminar los deberes sin consultar las redes sociales? ¿Alguna vez han abierto YouTube con el fin de buscar información y han acabado viendo una interminable sucesión de vídeos inconexos? El hecho de que la tecnología haya pasado a ser una parte fundamental de la educación de muchos niños hace que muchas veces sea imposible prohibirles totalmente el uso de los dispositivos electrónicos mientras hacen los deberes, lo que se convierte en un quebradero de cabeza cuando intentamos encontrar un equilibrio entre la tecnología y el aprendizaje.

Sin embargo, las herramientas de control parental pueden ayudar a tus hijos a seguir siendo productivos y a concentrarse en lo que están haciendo cuando lo necesitan. Por ejemplo, la función Monitorización de YouTube de Qustodio te ofrece la posibilidad de ver fácilmente qué vídeos reproducen —puedes incluso revisar su contenido tú mismo— para asegurarte de que no se desvían del tema que están estudiando. También puedes bloquear y configurar límites de tiempo en los juegos y las aplicaciones que usan, lo que les permitirá gestionar mejor su tiempo y reducirá el riesgo de que se distraigan.

What is a gacha game

Han empezado a salir de casa solos

Para un niño, poder quedar con sus amigos o ir al colegio sin la supervisión de un adulto es un paso importante a la hora de desarrollar su autonomía. Como padres, no siempre es fácil saber cuándo es el momento adecuado para permitírselo —e incluso cuando estés seguro de que tus hijos están preparados, lo más probable es que sigas preocupándote por ellos—.

Las aplicaciones de control parental pueden ser la solución para garantizar tu tranquilidad en este aspecto. El Localizador familiar de Qustodio te permite guardar una lista de los sitios que suelen visitar tus hijos. Una vez configurado, recibirás una notificación cada vez que lleguen o se vayan de estos lugares, por lo que ya no tendrás que volver a recordarles que te avisen cuando salgan. Además, podrás ver su historial de localizaciones de forma cronológica y comprobar cuál ha sido su última ubicación en el mapa. 

Te preocupa que pasen demasiado tiempo delante de la pantalla

Permitir que tus hijos hagan un uso ocasional de la tecnología no tiene por qué ser necesariamente perjudicial para ellos, siempre que sea para consumir contenidos positivos y con moderación. Sin embargo, el uso excesivo de las pantallas se asocia con el desarrollo de diferentes trastornos en los niños, como falta de habilidades sociales, baja autoestima corporal y problemas de memoria. Aunque no existe una recomendación específica respecto al tiempo que deben utilizarse este tipo de dispositivos, normalmente los expertos aconsejan limitar su uso a un máximo de 2 horas diarias si tus hijos son preadolescentes y adecuar esta decisión a sus circunstancias particulares en el caso de que hayan llegado a la adolescencia.

Una vez que hayas decidido cuánto tiempo podrán estar conectados cada día, utilizar una herramienta de control parental te facilitará mucho la tarea de aplicar estos límites. Con Qustodio, puedes configurar unos límites de uso diarios para toda la semana, de forma que sus dispositivos se bloqueen automáticamente una vez que agoten el tiempo que has establecido. Estos límites periódicos y el bloqueo automático son una buena forma de ayudarles a desarrollar unos hábitos saludables y de evitar tener que pedirles una y otra vez que apaguen los dispositivos. 

¿Cómo puedo incorporar las herramientas de control parental en nuestra vida familiar?

Ya has decidido que utilizar una aplicación de control parental es la mejor solución para tu familia. ¿Hay algo que debas hacer antes de configurarla? Siempre es recomendable que te sientes tus hijos y hables con ellos sobre tu decisión.  Es posible que al principio se muestren reticentes y sientan que les estás espiando, o que argumenten que eres el único padre de su grupo de amigos que utiliza este tipo de herramientas.

Si haces hincapié en los riesgos que te preocupan y les explicas las razones que han motivado tu decisión, les resultará más fácil entender por qué este tipo de controles son tan importantes. Asimismo, también es una buena idea que establezcáis juntos los límites: crear un acuerdo digital al que toda la familia pueda contribuir os facilitará mucho las cosas a la hora de tomar decisiones de mutuo acuerdo, lo que aumentará las probabilidades de que tus hijos se ciñan a ellas.

Teniendo todo esto en cuenta, las aplicaciones de control parental son una herramienta muy práctica para cualquier padre. Si, además, hablas regularmente con tus hijos sobre cómo proteger su seguridad en Internet, pueden ser tu mejor aliado para ayudarles a convertirse en unos ciudadanos digitales saludables desde el primer día y resolver cualquier problema que pueda surgir durante el proceso.

¿Cómo puede Qustodio ayudarte a proteger a tu familia?

Qustodio es la mejor forma de proteger a tus hijos en Internet y ayudarles a desarrollar unos hábitos digitales saludables. Nuestras herramientas de control parental te permitirán asegurarte de que no acceden a contenido inapropiado ni pasan demasiado tiempo delante de la pantalla.