OFERTA DE VERANO | Desconecta de las pantallas estas vacaciones con un descuento del 10% en Premium¡COMPRA YA!

Feb 16, 2022

¿Qué es una calculadora secreta y cómo puedes detectarla?

Emily Lawrenson

Emily Lawrenson

Qustodio writer

Tips to help your child stay safe during the back to school period

El hecho de que nuestros hijos estén buscando continuamente nuevas formas de proteger su privacidad no es ninguna novedad, pero ¿sabías que ahora disponen de aplicaciones específicas para ello? Las aplicaciones para ocultar archivos existen desde hace años, pero ahora los niños las utilizan para almacenar información que podría incluso  tener consecuencias legales si otra persona accediera a ella. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de aplicaciones, las consecuencias que puede conllevar su uso para tus hijos y cómo detectar una aplicación de calculadora secreta en su teléfono.

¿Qué son las calculadoras secretas?

Las calculadoras secretas (también denominadas calculadoras falsas) son aplicaciones que se pueden instalar en un smartphone o tableta y que han sido diseñadas para imitar el aspecto de una aplicación de calculadora normal. Al igual que cualquier otra calculadora, la mayoría permite realizar las operaciones matemáticas más habituales, como restas o multiplicaciones. 

Actualmente hay una gran variedad de calculadoras secretas disponibles para descargar, pero todas tienen algo en común: su objetivo es actuar como una suerte de «camuflaje»  o «caja fuerte» para ocultar imágenes y archivos privados. Los usuarios pueden cargar las imágenes y los vídeos que desean ocultar en la calculadora secreta y protegerlos con una contraseña. Para poder acceder a estos archivos privados, el usuario tiene que introducir la contraseña que ha establecido previamente en la calculadora durante el proceso de configuración. De esta forma puede acceder a los archivos que hay en su interior y cargar nuevos archivos para ocultarlos. 

¿Por qué utilizan los niños calculadoras secretas?

Vivimos en un mundo cada vez más conectado, y esto ha provocado que hoy en día la mayoría de los padres decidan supervisar habitualmente la actividad online de sus hijos para protegerles. Como consecuencia, algunos niños sienten que están invadiendo su privacidad y utilizan este tipo de aplicaciones como un espacio para ocultar imágenes y archivos que no quieren que nadie vea, ni sus padres, ni sus amigos ni sus hermanos. Algunos adultos también las utilizan para ocultar imágenes que no desean que aparezcan en su galería, por ejemplo. 

Aunque el uso de estas aplicaciones puede parecer relativamente inocente (al fin y al cabo, todo el mundo necesita algo de privacidad), muchas de las imágenes que se guardan en las calculadoras secretas son de naturaleza sexual. El sexting se ha convertido en una práctica común entre los jóvenes de hoy en día: el 14,8 % de los niños de entre 11 y 17 años afirma haber enviado este tipo de mensajes alguna vez, y el 24,7 % admite haberlos recibido. Las calculadoras secretas ofrecen a los jóvenes un espacio para ocultar imágenes suyas desnudos, capturas de pantalla de conversaciones en las que han practicado el sexting, contactos que no quieren que sus padres vean en su agenda e incluso aplicaciones que pueden usar para enviar mensajes eróticos.

Además, algunas de estas calculadoras falsas utilizan la cámara del teléfono para sacar una fotografía del «intruso» cuando alguien introduce una contraseña incorrecta. Esta imagen se almacena en la propia aplicación para mostrarle al usuario quién ha intentado acceder a sus archivos.

¿Son seguras las calculadoras secretas?

En la actualidad hay infinidad de desarrolladores que se dedican a crear este tipo de aplicaciones, por lo que es difícil saber cuáles protegen realmente los datos y la información, ya que su uso por parte de los usuarios puede variar. Nuestra recomendación es que les recuerdes a tus hijos que nada de lo que suben a Internet es 100% seguro. Ha habido casos en los que los usuarios no han podido volver a acceder a la calculadora ni recuperar sus imágenes privadas porque Apple y Google suelen adoptar medidas contra los desarrolladores de estas aplicaciones.

Asimismo, dado que pueden usarlas para ocultar imágenes sexuales, la propia naturaleza de las calculadoras secretas conlleva un riesgo para los niños. Los menores de 18 años no pueden otorgar su consentimiento para crear o compartir imágenes suyas desnudos, así que, si han almacenado alguna en secreto en su teléfono, están cometiendo un delito. Es posible que los niños no comprendan los riesgos a los que están expuestos cuando se hacen o comparten fotografías suyas desnudos o practican el sexting, por lo que, independientemente de si sospechas que tus hijos están utilizando una calculadora secreta o no, lo mejor es que les expliques en qué consiste el concepto de consentimiento y cómo afecta a su actividad digital para ayudarles a comprender las consecuencias que puede tener su comportamiento en Internet. 

Technology tips to help with the back to school routine

Cómo detectar una aplicación de calculadora secreta

Hay varias cosas que puedes probar para detectar una aplicación de calculadora secreta si te preocupa que tus hijos puedan estar utilizando una.

1. Comprueba el tamaño que ocupa la aplicación en la memoria

Dado que las calculadoras secretas están diseñadas para parecer una calculadora normal, es muy difícil diferenciarlas con solo observar el icono. Una de las mejores formas de comprobar si la calculadora instalada en el teléfono de tus hijos es real o no es comprobar el tamaño que ocupa en la memoria. Si supera los 30 MB, podría ser una señal de que se trata de una aplicación para ocultar archivos.  

El modo de hacer esto depende del tipo de teléfono: en un iPhone, puedes ir a Ajustes > General > Almacenamiento del iPhone. En los dispositivos Android, esta opción aparece en el menú Ajustes dentro de la sección Almacenamiento. 

2. Comprueba cuántas calculadoras tienen instaladas tus hijos en sus teléfonos

Puede parecer algo obvio, pero si tus hijos tienen más de una calculadora en su teléfono, una podría ser una aplicación para ocultar archivos. Sin embargo, algunos niños necesitan usar calculadoras científicas para hacer los deberes, por lo que la presencia de una calculadora adicional no siempre tiene por qué ser un indicio de algo preocupante.

3. Busca el nombre de la calculadora en la App Store o Google Play

Si puedes ver el nombre de la aplicación en el teléfono de tus hijos, búscala. La descripción de la aplicación te permitirá saber si la calculadora es real o es una aplicación para ocultar archivos privados.

4. Busca las palabras «Ocultar fotos» en la App Store o Google Play 

Si buscas las palabras «Ocultar fotos» o «calculadora secreta» en la App Store o en Google Play, verás una larga lista de las calculadoras falsas para ocultar archivos que hay disponibles para descargar. Sin embargo, si tus hijos han descargado alguna de estas aplicaciones, en lugar de la opción Descargar, aparecerá la opción de abrir la propia aplicación.  

Si prefieres no revisar su teléfono y te preocupa que hayan descargado una de estas aplicaciones y la estén usando sin tu conocimiento, estas son algunas de las señales de alarma que indican que tus hijos podrían estar utilizando una calculadora secreta

  • Esconden el teléfono cuando entras en la habitación.
  • Cierran rápidamente aplicaciones o pestañas cuando entras en la habitación.
  • Suelen pedirte con frecuencia que respetes su privacidad, cuando antes no lo hacían.
  • Se muestran reticentes a enseñarles cosas a otras personas en su teléfono o tableta.
  • Han empezado a usar su dispositivo con mucha más frecuencia.

¿Qué debería hacer si sospecho que mis hijos están utilizando una aplicación de calculadora falsa?

Si te preocupa que tus hijos puedan estar utilizando una aplicación para ocultar archivos, deberías plantearte la posibilidad de proteger su teléfono con una herramienta de control parental o limitar las descargas que puede realizar en las tiendas de aplicaciones. 

Las herramientas de control parental como Qustodio pueden ayudarte a supervisar las aplicaciones que descargan y proporcionarte información sobre el tiempo que utilizan las aplicaciones que ya han instalado en su teléfono. 

Lo más importante es que ayudes a tus hijos a comprender cuáles son los riesgos de compartir contenidos inapropiados y qué consecuencias puede tener el sexting. No todos los niños son conscientes del peligro que puede suponer compartir imágenes suyas desnudos o mensajes sexuales: esta práctica se considera pornografía infantil, lo que significa que enviar materiales explícitos en los que aparezca un menor de edad es ilegal aunque la persona que lo envía también sea menor. Si quieres ayudar a tus hijos a comprender las consecuencias que pueden tener sus acciones, nuestra recomendación es que empieces a hablar con ellos del sexting mientras aún son pequeños. 

La mejor forma de fomentar la confianza de nuestros hijos en nosotros es mantener una comunicación familiar abierta y honesta. Si creas un entorno en el que tus hijos sientan que no vas a juzgarles y que pueden confiar en ti, podrás animarles a pedirte orientación o ayuda si algo les ha hecho sentir incómodos en Internet. Cuanto más sientan que pueden hablar contigo y que les apoyas, menos probable será que quieran ocultarte cosas y, a su vez, que se planteen la posibilidad de utilizar una calculadora secreta.

¿Cómo puede Qustodio ayudarte a proteger a tu familia?

Qustodio es la mejor forma de proteger a tus hijos en Internet y ayudarles a desarrollar unos hábitos digitales saludables. Nuestras herramientas de control parental te permitirán asegurarte de que no acceden a contenido inapropiado ni pasan demasiado tiempo delante de la pantalla.