OFERTA DE VERANO | Desconecta de las pantallas estas vacaciones con un descuento del 10% en Premium¡COMPRA YA!

Mar 29, 2022

Niños y móviles en el coche: ¿dónde está el límite?

Dra. Nicole Beurkens

Dra. Nicole Beurkens

Psicóloga infantil

is screen time in the car a good idea

«¿Falta mucho?». Los viajes en coche, sobre todo los largos, pueden poner a prueba la paciencia de toda la familia. Los móviles y las tabletas se han convertido ya en un recurso habitual para mantener entretenidos a nuestros hijos durante los desplazamientos, pero cada vez son más las voces que alertan del uso excesivo de este tipo de dispositivos por parte de los más pequeños, y el tiempo que pasan en el coche puede ser una de las principales causas del problema.

La tecnología está tan profundamente integrada en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana que a veces parece inevitable que los niños se pasen el día delante de la pantalla, pero hay razones para no perder la esperanza. Si te preocupa que tus hijos usen el móvil o la tableta en el coche, en este artículo te damos cinco recomendaciones para ayudaros a utilizar los dispositivos tecnológicos de forma saludable y educativa tanto en los viajes por carretera como en vuestros desplazamientos diarios.

Los niños y el uso del móvil en el coche

Es más que evidente que nuestros hijos están expuestos a las pantallas prácticamente durante todo el día. Muchos niños abusan constantemente de este tipo de dispositivos, ya sea viendo la televisión, jugando a videojuegos, haciendo los deberes por Internet o utilizando las redes sociales. Hay numerosos estudios que demuestran que el uso excesivo de la tecnología tiene efectos perjudiciales sobre el desarrollo cerebral de los más pequeños, por lo que muchos padres han empezado a buscar una forma de limitar en la medida de lo posible esta exposición. 

Uno de los espacios cotidianos en los que podemos limitar fácilmente el tiempo que pasan nuestros hijos delante de la pantalla es el coche. La mayoría de los niños y los adolescentes utilizan los dispositivos electrónicos como su principal alternativa de ocio cuando ven limitadas sus actividades, lo que incluye los viajes en coche u otros medios de transporte. Sin embargo, este tipo de desplazamientos son una gran oportunidad para reducir el uso que hacen nuestros hijos de la tecnología y ayudarles a desarrollar la resiliencia a la hora de enfrentarse a situaciones que consideran «aburridas». Utilizar dispositivos en el coche les impide conectar con el resto de la familia y observar el mundo que les rodea mientras viajan, y potencia los efectos negativos que puede tener el uso excesivo de las pantallas. Como padres, hay varias ideas que podemos poner en práctica para ayudarles a tomar conciencia de lo importante que es gestionar bien el uso de este tipo de dispositivos en el coche:

  • El equilibrio es fundamental. Aunque hay muchas actividades que requieren el uso de la tecnología en nuestro día a día, debemos esforzarnos por alcanzar un equilibrio saludable entre el uso de la tecnología y otro tipo de actividades. El coche es un buen sitio para tomarnos un pequeño descanso y permitir que nuestro cerebro desconecte de las pantallas. 
  • Las interacciones sociales son saludables y divertidas. Aunque nuestros hijos suelen viajar en compañía del resto de la familia o de sus amigos, muchos de ellos cogen el móvil nada más sentarse. Animarles a hablar durante los trayectos en coche o en autobús es una buena forma de ayudarles a obtener la interacción social que necesita su cerebro para desarrollarse de forma saludable y fortalecer sus relaciones con los demás.
  • Es importante observar el mundo que nos rodea. Los viajes son un buen momento para concienciar a nuestros hijos de lo importante que es que conozcan su entorno. Un día estarán preparados para viajar solos y necesitarán estar familiarizados con la ciudad o el pueblo en el que han nacido y sus alrededores. Además, es recomendable que utilicen la vista a larga distancia durante un largo periodo de tiempo después de pasarse la mitad del día delante de la pantalla. 

¿Es beneficioso para nuestros hijos utilizar la tecnología en el coche?

Siendo realistas, hay muchas situaciones en las que puede ser una buena idea dejar que tus hijos utilicen los dispositivos tecnológicos mientras viajan. Por ejemplo, ver una película o jugar un rato a un videojuego puede ser una forma divertida de pasar el tiempo durante los viajes largos por carretera. Este tipo de actividades pueden ser muy útiles para evitar que se pongan nerviosos cuando tienen que pasar varias horas en el coche, especialmente en el caso de los niños pequeños. Sin embargo, es importante que pensemos en cómo podemos ayudarles a equilibrar este tipo de actividades con otras que no requieran el uso de una pantalla para que no se pasen todo el viaje viendo películas.

Hay muchas formas de alcanzar este equilibrio. En esta lista encontrarás algunas actividades alternativas que puedes sugerirles a tus hijos la próxima vez que realicéis un viaje largo:

  • jugar a alguno de los juegos de viaje clásicos (como la caza de letras, el veoveo, etc.);
  • hablar lo que pensáis hacer cuando lleguéis a vuestro destino; 
  • leer un libro;
  • jugar con sus juguetes;
  • escuchar música;
  • escuchar juntos un podcast o un audiolibro. 
Is screen time in the car a good idea

5 tips to help your kids strike a healthy screen time balance in the car

1. Fíjate en sus hábitos digitales.

Lo más importante que puedes hacer como padre es familiarizarte con los hábitos digitales de tus hijos para poder tomar las medidas adecuadas en caso necesario. Échales un ojo cuando viajáis para asegurarte de que no abusan de sus dispositivos. De esta forma, podrás cambiar de planes sobre la marcha para ayudarles a gestionar su tiempo de una forma más saludable.

2. Habla con ellos.

El primer paso para ayudar a tus hijos a gestionar el uso de los dispositivos tecnológicos es enseñarles que es fundamental alcanzar el equilibrio en este sentido. Las ideas que hemos mencionado antes son una buena forma de ayudarles a comprender por qué es tan importante descansar de la tecnología siempre que sea posible.

3. Ofréceles actividades alternativas.

Si a tus hijos les cuesta encontrar alternativas para entretenerse, sobre todo durante los viajes largos, prueba a elaborar una lista de opciones para que elijan una cuando llegue el momento de desconectar de sus dispositivos. Puedes utilizar alguna de las anteriores o trabajar con tus hijos para crear vuestra propia lista de actividades para vuestros viajes.  

4. Utiliza herramientas de control parental.

Si el uso de los dispositivos tecnológicos sigue siendo un problema, una buena solución puede ser utilizar una aplicación de control parental. Yo suelo utilizar la aplicación de Qustodio con mis hijos, ya que facilita enormemente la tarea de configurar límites de tiempo y filtros de contenido e incluye muchas más funciones para ayudar a mis hijos a mantener unos hábitos saludables durante el día y equilibrar la tecnología con otro tipo de actividades. Estas aplicaciones pueden resultar muy útiles como herramienta para supervisar su actividad digital y enseñarles a gestionar su tiempo de forma más efectiva. 

5. Dales ejemplo con tu propio comportamiento.

Evidentemente, ninguna de estas recomendaciones será efectiva si tú mismo utilizas habitualmente el teléfono en el coche. Uno de los aspectos más importantes de nuestro trabajo como padres es dar buen ejemplo a nuestros hijos, y la tecnología no es una excepción. Realiza actividades con tus hijos durante vuestros viajes o habla con ellos mientras volvéis a casa del colegio; de esta forma les enseñarás que es posible convertir las situaciones que consideran «aburridas» en momentos divertidos e interesantes. Encontrarás más información sobre el tema en este artículo.

¿Cómo puede Qustodio ayudarte a proteger a tu familia?

Qustodio es la mejor forma de proteger a tus hijos en Internet y ayudarles a desarrollar unos hábitos digitales saludables. Nuestras herramientas de control parental te permitirán asegurarte de que no acceden a contenido inapropiado ni pasan demasiado tiempo delante de la pantalla.